Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 16 de enero de 2021
  • Actualizado 02:39

El poder de bloqueadores en K’ara k’ara

El poder de bloqueadores en K’ara k’ara

El botadero de K’ara K’ara se ha convertido en el lugar “ideal y perfecto” para que organizaciones de la zona sur de la ciudad protesten y lo utilicen para presionar a las autoridades y conseguir todo lo que desean.

En lo que va del año, bloquearon el acceso al relleno sanitario por más de 10 veces, dejando a la ciudad en medio de “cerros de basura” y exponiendo a miles de familias a la contaminación ambiental y a los efectos que conlleva para su salud.

El último bloqueo lo iniciaron hace nueve días; la razón es la entrega de las canastas escolares que deberían recibir de la Alcaldía de Cochabamba, pero, como no les dieron en la fecha comprometida, no escucharon razones y simplemente cerraron el acceso a K’ara K’ara.

No se puede justificar el hecho de que un grupo de personas, en este caso de padres de familia, mantengan bloqueado el ingreso al botadero, más aún en estos momentos en que está latente la amenaza de un rebrote de coronavirus.

Sin embargo, llama  la atención la actitud de las autoridades que no hacen nada para frenar esos hechos, sino que más bien siempre terminan cediendo ante las presiones.

Existen normativas que velan por los derechos de los ciudadanos, pero, hasta el momento, nadie ha logrado que sean respetados. Es más, en los 33 años de existencia del relleno sanitario, los pobladores han logrado una infinidad de cosas que van desde el asfaltado de calles y construcción de centros educativos y sanitarios hasta el pago en efectivo de millones de bolivianos al año por permitir que se deposite la basura recolectada de la ciudad.

Casi todos los bloqueos que se dieron en la gestión que culmina han tenido como móvil un componente político partidario.

Solo como ejemplo podemos mencionar que los padres de familia del Distrito Escolar II (zona sur de la ciudad), en la medida de presión que desplegaron en octubre estuvieron respaldados por los denominados “autoconvocados”, un grupo afín al Movimiento Al Socialismo (MAS) que también mantuvo un bloqueo a inicios de la presente gestión, demandando la salida de la expresidenta Jeanine Áñez del gobierno.

Solo los grupos de padres de la zona sur son los que mantienen la medida de presión, los del Distrito I (zona central y norte de la ciudad) han aceptado todos los planteamientos de las autoridades municipales.

Es entendible que los progenitores exijan el pago de la canasta escolar, porque los estudiantes no recibieron el desayuno, pero es cuestionable que tengan que presionar bloqueando el acceso al relleno sanitario.

No se puede permitir que se siga poniendo en marcha ese tipo de presiones; está en juego la salud y la vida de miles de cochabambinos. Las autoridades tienen que hacer respetar las leyes y precautelar la vida.

Derechos

No se puede permitir que algunas personas continúen bloqueando 

el botadero en desmedro de la salud de la mayoría.