Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 16 de enero de 2021
  • Actualizado 02:28

Sin planes para enfrentar el virus

Sin planes para enfrentar el virus

En unos días se cumplirán 10 meses de la llegada del coronavirus al país, ingresó el 10 de marzo de 2020. Pasó la primera ola dejando dolor y muerte en miles de familias; ahora hay que enfrentar el rebrote que, al parecer, tiende a ser aún más letal.

En países de Europa, la reinfección está provocando un verdadero dolor de cabeza a los gobernantes, quienes están asumiendo medidas extremas para frenar la propagación del virus. En Reino Unido, por ejemplo, decretaron cuarentena total; en Argentina analizan volver a esa extrema medida, mientras que en otros países limítrofes también ajustan sus planes para evitar la propagación del virus.

La situación en Bolivia es más que preocupante, porque mientras el gobierno nacional compra vacunas, crea el Comando de Incidencias, habilita una línea para informar sobre el virus y  las teleconsultas, entre otras acciones, los departamentales y municipales no tienen nada concreto para tratar de frenar el rebrote.

Para evitar que esta situación se desborde, el lunes, gobierno, gobernadores y alcaldes se reunieron y tras el encuentro el vocero presidencial, Jorge Richter, reveló que algunas gobernaciones y alcaldías del país no presupuestaron “ni un peso” para encarar esta nueva ola de coronavirus.

¿Cómo es posible que un tema tan serio no sea tomado con responsabilidad por los gobiernos subnacionales o esperan sumar más contagios y muertos para luego asumir acciones? Tomando en cuenta la falta de un plan concreto y urgente, cómo se puede explicar el hecho de que en la reunión que sostuvieron con el Presidente, el lunes, solo exijan más recursos económicos para contratar personal médico. Ese pedido queda en el aire porque no respondería a una estrategia de control del letal virus.

Pese a la falta de plan, el Mandatario dijo que esos niveles de gobierno cuentan con 274 millones de bolivianos para la contratación personal sanitario que refuerce la lucha contra la COVID-19. Esos fondos serán entregados luego de dos reuniones que sostendrán autoridades gubernamentales con cada municipio y Gobernación, la idea es conocer la situación de cada uno para priorizar sus necesidades.

Es preocupante que los gobiernos subnacionales nuevamente intenten improvisar, cuando tenían pleno conocimiento de que la probabilidad de un rebrote era casi un hecho y era urgente asumir acciones para encarar esta situación.

No se puede seguir jugando con la salud y la vida de los cochabambinos y bolivianos. Es momento de luchar contra el coronavirus de forma sostenida, responsable y coordinada, pero con una estrategia conjunta e inmediata. No se puede asumir acciones solo cuando los casos sean incontrolables y las personas estén condenadas a la muerte. Es alarmante saber que los recursos humanos, logísticos, infraestructura, equipamientos e insumos serán insuficientes si el rebrote golpea a Bolivia como sucedió entre junio y septiembre de 2020.

Unidad

El coronavirus debe ser atacado de forma unida. No se puede dispersar lo poco que se tiene en recursos humanos, logísticos, equipos e insumos.