Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 22 de septiembre de 2020
  • Actualizado 13:57

Plan de acción ante el coronavirus

Plan de acción ante el coronavirus

El virus del coronavirus está causando temor en el mundo, no solo por la cantidad de contagios y fallecimientos en casi 50 países, sino por las consecuencias económicas, discriminatorias y turísticas, entre otros aspectos. 

Después de casi dos meses desde que comenzó esta epidemia, declarada así por la Organización Mundial de la Salud (OMS),  Sudamérica —que era la única región inmune—confirmó hace unos días su primer caso importado, mientras que Bolivia y Chile reportaron uno y dos sospechosos, respectivamente.

Ante la posible llegada del coronavirus al país, las autoridades del Gobierno de transición y departamentales —de las áreas involucradas en el tema— deben tomar el timón del manejo de la información sobre esta epidemia, para evitar que cunda el pánico entre la población, que se ve saturada con información a través de las redes sociales, muchas que solo generan alarma y desinformación.

Atendiendo a la demanda de la OMS de que los gobiernos inviertan en vigilancia y preparación para una posible expansión del coronavirus, el Estado boliviano debe tomar las previsiones del caso, a través del Ministerio de Salud, para contar con un plan de contingencia que contemple dos fases: la primera, de prevención, antes de que se confirme un positivo de Covid 19, y la segunda, para el momento en que el virus esté presente dentro nuestro territorio y se tenga que implementar el protocolo de atención del paciente.

Cabe destacar que ante la presencia de un sospechoso de coronavirus en La Paz, en estos días, el Gobierno tuvo una reacción oportuna y rápida, con el objetivo de reducir el impacto en la población. Incluso  se implementó en los tres aeropuertos del eje troncal el uso de scanners térmicos y realizó las pruebas de descarte del virus del paciente de forma casi inmediata.

Desde el momento en que se conoció la posibilidad de que haya un caso en Bolivia,  comenzaron las especulaciones y aumentó el temor ante una posible expansión. Por eso, es necesario que se realicen campañas de información intensivas para evitar el pánico en la población.

Otro aspecto que se debe combatir es la xenofobia hacia personas con ascendencia china o asiática que, lamentablemente, se está expandiendo a nivel mundial y Bolivia no es la excepción. Hace unos días, propietarios de varias chifas  expresaron su preocupación por la disminución de su clientela, que está dejando de ir por temor a contraer el virus. Sin duda, esto está ocurriendo por la falta de información que oriente a la ciudadanía sobre la enfermedad y las medidas preventivas a seguir.  

Previsión El Estado boliviano debe tomar las previsiones del caso para contar con un plan de contingencia de dos etapas: preepidémico, cuando se detecta un caso y post-epidémico.