Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 26 de septiembre de 2020
  • Actualizado 17:06

Paridad y alternancia: ningún partido cumple

Paridad y alternancia: ningún partido cumple

Hace más de 10 años fue aprobada la Ley 026 de Régimen Electoral para garantizar que las organizaciones políticas cumplan con los criterios de paridad y alternabilidad, sin embargo, una vez más, en este proceso electoral ninguno de los binomios cumple con esa exigencia legal.

La Coordinadora de la Mujer, una institución que trabaja con temas de derechos de mujeres y género, denunció que ninguno de los ocho frentes políticos en carrera electoral cumple con la paridad y alternancia.

Según las listas que esa organización corroboró con la información del Tribunal Supremo Electoral (TSE), la alianza Comunidad Ciudadana (CC), que tiene como candidato presidencial a Carlos Mesa, alcanzó al 98.31% de inclusión en sus listas, es la que más se acerca al cumplimiento legal, mientras que el Frente Para la Victoria (FPV) del postulante Chi Hyun Chung solo tiene 39.22%.

Los restantes seis frentes políticos cumplen en diferente medida la paridad, es el caso de la alianza Juntos de Jeanine Áñez que llegó al 93.22%, el MAS-IPSP tiene 89.83%, Creemos 81.36%, Pan-Bol 76.92%, Libre 21 67.44% de paridad y ADN el 66.67%. 

Lo que llama la atención es que no es la primera vez que las organizaciones políticas incumplen con lo que señala el artículo 107 de la Ley Electoral, que obliga a las candidaturas a cumplir los criterios de paridad y alternancia establecidos y “el incumplimiento de esta disposición dará lugar a la no admisión de la lista completa de candidaturas, en cuyo caso se notificará con el rechazo a la organización política, que deberá enmendar en un plazo máximo de 72 horas de su notificación”.

La norma es clara y tácita, pero, si bien obliga a modificar las listas de los candidatos, si es que fuera el caso, al parecer no siempre se cumple esa disposición. Pero, también es bueno señalar que muchos de los partidos políticos colocan en las listas a mujeres, pero solo para no ser observados o cuestionados, ya que, las ponen como suplentes y ni siquiera les dan la oportunidad de ejercer como parlamentarias, salvo algunas marcadas excepciones.

Es momento de que las mujeres también asuman roles decisivos en la marcha del país. A lo largo de la historia y, principalmente, en los últimos años han destacado por su marcada responsabilidad al asumir funciones tanto en el Estado como en el sector privado.

Las mujeres deben participar de forma activa en la vida política del país, no como un favor, sino como un lugar que se lo han ganado y que, además, es respaldado por las leyes bolivianas.