Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 26 de febrero de 2020
  • Actualizado 15:54

Oruro, hacia la energía limpia

Proyección

Este año, Oruro tendrá la planta solar fotovoltaica más grande del país.  Ahora consumirá energía eléctrica generada en su territorio y podría exportar a mediano plazo.

Oruro, hacia la energía limpia

El mundo todavía depende del carbón y de los derivados del petróleo para generar energía. No obstante, muchos países del mundo –solos o con la ayuda de organismos internacionales– están invirtiendo y financiando proyectos, grandes y medianos, de energía solar renovable. 

Bolivia es uno de ellos, en 2015 inauguró la primera planta solar fotovoltaica de 5.2 megavatios (MW) en Cobija, Pando. Hoy en día, cuenta con cinco: tres conectadas al Sistema Interconectado Nacional (SIN) y dos como parte de los Sistemas Aislados (SA), que generan en total 120.6 MW.

La última planta se inauguró en septiembre de 2019 en  Oruro, dando luz verde a la carrera de este departamento hacia la energía solar o limpia; con grandes posibilidades de convertirse en exportador de la misma.

El proyecto de la Planta Solar Fotovoltaica es un plan que la Empresa de Electricidad (ENDE) Corporación lleva adelante. Contempla dos fases. La primera ya está en funcionamiento. Se construyó en el municipio de Caracollo, con una inversión de 42.6 millones de dólares, financiada por la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), la Unión Europea (UE) y el Banco Central de Bolivia (BCB).

Emplazada en más de 100 hectáreas, la planta cuenta con 151 mil paneles fotovoltaicos que aprovechan la radiación solar para generar 50 MW de energía eléctrica, con lo que se abastece a la mitad de la demanda interna de Oruro. 

Actualmente, se encuentra en plena construcción la Fase II de la planta fotovoltaica de Oruro, que está ubicada a 41 kilómetros de la capital orureña, y tendría que comenzar a generar energía eléctrica desde el próximo mes de marzo. 

En esta etapa se están instalando más de 100 mil módulos fotovoltaicos en 75 hectáreas, que aumentarán 50 MW a la producción del departamento. al Sistema Interconectado Nacional (SIN).

Gracias a este proyecto, en sus dos fases, Oruro consumirá energía eléctrica generada en su territorio, ya que siempre compró lo que se producía en otros departamentos y, dentro de poco tiempo, tendrá la planta solar fotovoltaica más grande de Bolivia. 

Hoy, cuando la Ciudad del Pagador celebra su 239 aniversario de independencia, queremos mandar un saludo a los hermanos orureños, y decirles que sus éxitos también son los nuestros. 

¡Feliz 10 de febrero!