Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 15 de agosto de 2020
  • Actualizado 15:55

Oruro, ejemplo de responsabilidad y compromiso

Oruro, ejemplo de responsabilidad y compromiso

El 10 de marzo se conocieron los dos primeros casos positivos de coronavirus en Bolivia, uno en Santa Cruz y el otro en Oruro. Se trata de dos mujeres que llegaron de Italia.

Mientras el Gobierno transitorio pedía calma y afirmaba que el país estaba preparado para encarar la pandemia, los casos aumentaron y en Oruro, en menos de una semana, siete personas dieron positivo al COVID - 19. Ante esa situación, las autoridades departamentales y municipales de la Capital del Pagador asumieron con mucha responsabilidad el tema y aprobaron normativas para frenar la propagación del virus en su jurisdicción.

Fue el primer departamento que, el 16 de marzo, declaró alerta roja y cuarentena para evitar que más personas se infecten con esa mortal enfermedad que en Bolivia ya mató a por lo menos cinco personas.

Entre las restricciones estaba el aislamiento total de Oruro con el resto del país. La Alcaldía aprobó la Ley Municipal Nro.087 que prohibía la circulación de personas entre las 15:00 horas y las 05:00 del día siguiente.

Determinó la circulación del transporte público solo tres días a la semana (martes, miércoles y viernes), así como el acceso limitado a los mercados los mismos días y solo de 06:00 a 10:00 horas. Transportistas y comerciantes tenían que realizar sus actividades con guantes y barbijos.

Cinco días después, es decir el 21 de marzo, el Gobierno nacional declaró cuarentena total en todo el país por el COVID – 19, e impuso una serie de restricciones. Sin embargo, vemos que, pese a las restricciones y sanciones, en la mayoría de departamentos todavía hay centenares de personas que no cumplen el aislamiento y exponen a los bolivianos a contraer ese mortal virus.

En lo últimos 12 días, Oruro no ha reportado ni un solo caso más, mientras que en resto del país suman los casos, sobre todo, en Santa Cruz y Cochabamba. Todos nos preguntamos ¿cuál es la fórmula de los orureños? Ellos, desde el primer momento, han tomado con total seriedad y responsabilidad la lucha contra el coronavirus. Es un logro no solo de las autoridades, sino también de todos sus habitantes, que militantemente están acatando las restricciones.

Lamentablemente, no se puede decir lo mismo de las otras regiones. Basta ver que a diario detectan a decenas de infractores desplazándose por las calles o transitando en vehículos no autorizados.

Los casos de muertos y contagiado suman en el país, es hora de que todos seamos responsables de nuestra salud, la de nuestras familias y de todos los bolivianos. No se puede seguir jugando con la vida de millones. Las autoridades deben redoblar esfuerzos para controlar y lograr que todos se queden en casa.