Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 29 de noviembre de 2020
  • Actualizado 10:12

Una nueva oportunidad para el Alcalde suplente

Una nueva oportunidad para el Alcalde suplente

El alcalde suspendido de Cochabamba, José María Leyes, tiene cuatro sanciones aprobadas por el Concejo Municipal, de las cuales dos están confirmadas y las otras dos esperan el pronunciamiento de autoridades judiciales.

Actualmente, cumple una sanción de 30 días sin goce de haberes que se cumplió ayer. Esa situación derivó en la elección del concejal Iván Tellería para que asuma el cargo de alcalde suplente de Cochabamba, por segunda vez.

La otra sanción de 30 días entra en vigencia y el Concejo Municipal decidió mantener en el cargo a Tellería, quien permanecerá en el sillón municipal hasta el 12 de diciembre.

Considerando que las elecciones subnacionales serán el 7 de marzo de 2021, es probable que Leyes no vuelva a ejercer el cargo, si es que se confirman las otras dos sanciones que están en consulta en el Tribunal Constitucional Plurinacional.

Las denuncias de presuntos hechos de corrupción en contra de Leyes han mantenido en incertidumbre permanente a Cochabamba. En los últimos años, el gobierno municipal no ha logrado ejecutar obras importantes que necesitan diferentes barrios de la ciudad.

Existen varios proyectos que están quedando en el escritorio, pese a que hay recursos económicos para concretarlos.

Si bien dos concejales asumieron el cargo, Karen Suárez e Iván Tellería, la inestabilidad no les ha permitido avanzar.

Si bien Leyes está cumpliendo sanciones e incluso estuvo encarcelado por la presunta compra irregular de mochilas chinas, lo cierto es que las investigaciones y los juicios no tienen avances importantes.

Esperemos que en lo que resta de la gestión municipal, todas las denuncias que involucran al Alcalde titular y los otros acusados sean aclaradas y los que resulten culpables de los hechos de corrupción sean sancionados conforme señalan las normas.

Esos hechos no pueden quedar en la impunidad, no solo porque de por medio hay daño económico a la institución municipal, sino porque se debe sentar precedente para que las futuras autoridades que sean electas entren a la Alcaldía a trabajar y no para aprovecharse del cargo y sacar réditos personales o políticos.

En el tiempo que esté Tellería al mando de la Alcaldía, es importante que trabaje arduamente para intentar resolver los múltiples problemas que aquejan a la ciudad. Aunque el tiempo probablemente sea corto, con voluntad, honestidad y entrega, todo es posible.