Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 17 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:06

“Narcoaportes”, se debe llegar al fondo del asunto

“Narcoaportes”, se debe llegar al fondo del asunto

Los presuntos “narcoaportes” que habría recibido el Movimiento Al Socialismo (MAS) para sus campañas políticas, desde 2014, está provocando peleas entre militantes y autoridades de este partido político, después de que el diputado oficialista Rolando Cuéllar denunciara este extremo.

Recibir aportes de parte del narcotráfico, si se comprobara, se constituye en un lacerante crimen, por todas las implicancias que hay detrás de este hecho, es decir, se estaría, de alguna forma, avalando un delito aberrante que destruye la humanidad misma.

Por eso es importante que el Gobierno tome en serio esta denuncia que involucraría a la esencia misma del partido, investigando en forma acuciosa para verificar si esta acusación tiene algún asidero o es, como aseguran algunas autoridades del MAS, una denuncia sin pies ni cabeza.

El ministro de Justicia, Iván Lima, anunció en las últimas horas que, por instrucción del presidente Luis Arce, se investigará esta denuncia, porque es un hecho “que está sancionado por la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz (…)”.

La denuncia fue realizada por Cuéllar, quien mostró una carta de 2017 en la que se agradece las contribuciones económicas de Miguel Ángel Salazar Yavi, quien es conocido como el “Chapo del Cono Sur”, que fue detenido en 2019.

Tras conocer esta denuncia, diputados opositores al Gobierno solicitaron al Tribunal Supremo Electoral que anule la personería jurídica del MAS.

El vicepresidente del MAS, Gerardo García, presentó una denuncia penal en contra de Cuéllar por haber difundido una carta presuntamente falsificada y calumniar a este partido.

Empero, al margen de los procesos que se puedan iniciar al interior del MAS, entre sus militantes o autoridades, es más importante que el Gobierno, mediante las instancias especializadas para ello, investigue a fondo esta denuncia hasta llegar a identificar quiénes son los responsables, si los hubiera, y actuar en consecuencia, con todas las de la ley.

Una investigación imparcial, que no esté sesgada por alguna presión política, podrá dar luces de cuán cierta es la denuncia que lanzó el diputado Cuéllar, elegido por el Movimiento Al Socialismo, pero que fue expulsado con ignominia de ese partido.

Además, la investigación que se realice y los resultados de la misma deben ser obtenidos en un tiempo prudente, porque si se demora demasiado existe el riesgo de que todo caiga en el olvido, como sucede con muchos otros temas que se inician con buenos augurios, pero que se diluyen en los vericuetos de la justicia y la política.

Este tema debe ser investigado no solo para que el MAS demuestre que no tiene vínculo alguno con el narcotráfico, sino porque no se puede avalar este delito de lesa humanidad en el país, ni ahora ni nunca.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad