Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 15 de octubre de 2019
  • Actualizado 20:02

Editorial: Mejor salud para todos

Editorial: Mejor salud para todos

En los hospitales públicos del país no solo hay falta de médicos, sino también carencia de equipos, a tal extremo que en algunos casos los que trabajan en los centros hospitalarios deben usar todo su ingenio para suplir lo que hace falta.

Un ejemplo de ello es el hospital Viedma, donde, según testimonios de médicos de diferentes especialidades, hay al menos 22 carencias de equipos y el que tienen está averiado o ya cumplió su vida útil, o no hay personal calificado para operarlo.

Los médicos que hablaron con la reserva de su identidad, afirmaron que la carencia de recursos técnicos impide una atención óptima a los pacientes, de lo que se colige que en algunos casos se pone en riesgo sus vidas.

Por la carencia de pesas, por ejemplo, se puede observar que el personal del Viedma suplió estos aparatos con botellas de refresco con agua. Asimismo, a falta de fajas para estabilizar fracturas, en este centro hospitalario se utilizan una sábana común y ganchos de ropa.

En un reportaje publicado por este medio, se enumeran las carencias en las especialidades de Neurología, Terapia Intensiva y Neurocirugía.

En este hospital los familiares de los pacientes se quejan porque, además de lidiar con una enfermedad, deben comprar insumos costosos.

Para mejorar el equipamiento de los hospitales públicos y, por ende, la atención de los pacientes, es obligación de quienes están a la cabeza de estas entidades conseguir un mayor presupuesto. Y eso se lo  podrá hacer solamente justificando ante las instancias correspondientes las necesidades que se tienen y el beneficio que implicaría.

La salud es un derecho consagrado en la Constitución Política del Estado, por lo que el Gobierno central, los departamentales y los municipales deberían aunar esfuerzos para mejorar el sistema de sanidad, logrando que el mismo sea accesible para todos.

Los candidatos habilitados que terciarán en las elecciones generales del 20 de octubre próximo coinciden en proponer que el Seguro Universal de Salud debe ser fortalecido, con mayor presupuesto, mejores equipos y personal altamente calificado.

Lo importante será que se trabaje en ese sentido, es decir, mejorar el sistema de salud y no sea solamente otro enunciado más que, por lo general, solo queda en los papeles.

La salud realmente debería ser una prioridad para la administración del Estado, porque es el principio básico para que un país pueda desarrollarse con energía.

Se ha mejorado la infraestructura hospitalaria, es cierto, y se ha adquirido equipos de última tecnología, en algunos casos, pero hace falta hacer mucho más, equipar a todos los centros de salud para que cuando un paciente llegue pueda ser atendido con la garantía suficiente de que se podrá resolver su dolencia.

En el Gobierno central, en las gobernaciones y en las alcaldías hay gente que ha sido designada para atender el tema de la salud, gana un salario y, por lo tanto, deberá trabajar en la búsqueda e implementación de soluciones.

Cuando en el país todos los bolivianos tengan acceso a los centros de salud y puedan atender sus dolencias se habrá dado un paso importante. Asimismo, se tendrá que fortalecer el trabajo de prevención en el sistema de salud en general, con el fin de evitar las enfermedades. Cuidar la salud es un compromiso que debe ser impulsado por todos los estantes y habitantes del país.

Derecho

La salud es un derecho consagrado en la Constitución, por lo que las autoridades deberían aunar esfuerzos para mejorar el sistema de sanidad para todos.

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad