Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 18 de enero de 2022
  • Actualizado 14:49

Medidas urgentes y reales para salvar el Rocha

Medidas urgentes y reales para salvar el Rocha

Desde hace una década, o tal vez más, se ha concluido que el cauce del río Rocha está sumamente contaminado con metales pesados, producto de las aguas servidas y residuos industriales, entre otros, que se arrojan mediante conexiones clandestinas, lo que implica un riesgo para la salud de los pobladores que viven a lo largo del recorrido de este río.

Asimismo, durante los últimos años, las diferentes autoridades, en base a los estudios realizados, han anunciado planes para mitigar la contaminación hasta hacerla desaparecer con el fin de velar por la salud y vida de quienes incluso consumen verduras y otros alimentos regados con aguas contaminadas.

Empero, hasta la fecha no se ha podido implementar un plan integral que permita disminuir el elevado nivel de polución que afecta al río Rocha y, por el contrario, los agentes de contaminación se incrementan.

Un último informe sobre la situación del Rocha concluye que “los altos niveles de contaminación en el agua de este río producen malformaciones en ranas como ser deformidades en los huesos”.

Este informe, producto del proyecto de investigación “Impacto de la Contaminación Ambiental sobre la Salud en la Maica”, es una alerta roja para que las autoridades implementen, a la brevedad posible, un plan integral de salvataje de este curso de agua que atraviesa varios municipios de Cochabamba y que no solo atenta contra el medioambiente sino también afecta la salud de los habitantes.

Asimismo, este estudio busca determinar si la contaminación del río Rocha afecta a la integridad física, psicológica o cognitiva de los niños de entre 4 y 6 años, para lo cual aplicaron encuestas a un grupo de 75 infantes.

Para recuperar el río Rocha, el alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, planteó en las últimas horas dos posibles proyectos: alimentar este afluente con agua limpia los 365 días del año y la instalación de plantas aeróbicas de tratamiento de agua a lo largo de su cauce.

Lo que se espera, ahora, es que estos proyectos avancen y no se queden en la nebulosa, como suele ocurrir normalmente, porque hasta la fecha se han hecho conocer muchos planes para salvar el Rocha, pero ninguno se llegó a implementar como se debía.

En base a un estudio previo para analizar la factibilidad de cualquier proyecto, se podrá evaluar qué se requiere para implementarlo, tanto en recursos técnicos, humanos y económicos.

La implementación de los proyectos para salvar el río Rocha no pueden esperar más tiempo, debido a que, si no se hace de inmediato, este curso de agua está destinado a morir.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad