Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 03 de marzo de 2024
  • Actualizado 00:36

Medidas para extinguir los incendios

Medidas para extinguir los incendios

El daño al medioambiente es inconmensurable. Más de una veintena de incendios simultáneos, en las últimas semanas, quemaron miles de hectáreas de pastizales, bosques, reservas forestales y áreas protegidas. Uno de los últimos informes del Ministerio de Medio Ambiente y Agua da cuenta de que el fuego destruyó 2.7 millones de hectáreas de superficie en lo que va de 2023, de las cuales más de 800 mil son bosques.

Pero, además del gran daño al medioambiente, porque se quemaron miles de árboles en áreas protegidas, la salud de la población se ve afectada por el humo, especialmente si se trata de adultos mayores, mujeres embarazadas, niños y pacientes que tienen problemas respiratorios o enfermedades de base.

La mayor parte de los incendios son causados en forma intencionada, o producto de chaqueos descontrolados, por lo que varios sectores de la población hicieron conocer dos demandas puntuales. Que las penas de cárcel se eleven para quienes prenden fuego en reservas forestales y que se prohíba, por al menos durante 10 años, las quemas controladas.

Indígenas de tierras altas y bajas de Bolivia determinaron, en un encuentro realizado la semana pasada en una Santa Cruz contaminada, pedir a las autoridades la abrogación del denominado ‘paquete de leyes incendiarias’ que favorecen a la deforestación, quemas ilegales y avances de la frontera agrícola, en desmedro de los derechos de esta población.

Lo que está sucediendo este año en particular es una advertencia a la población en general y las autoridades para que asuman acciones urgentes con el fin de acabar con los incendios que provocan un irreparable daño a la vida.

Es hora de que el sistema de justicia, con el apoyo de todas sus entidades, identifique, arreste, procese y sancione, si corresponde, con la mayor rigurosidad posible a quienes provocan incendios.

Además, la sanción debería obligar a reponer el daño causado al medioambiente, porque para conseguir que un bosque alcance una altura media es necesario que transcurran al menos 30 años.

Pero, cuando un bosque es arrasado por el fuego, el tiempo que se requiere para su recuperación es de por lo menos medio siglo, según páginas especializadas en ecología y reforestación, debido a que, primero, la tierra debe recuperarse.

Por eso es crucial que se eviten los incendios forestales, porque las consecuencias son devastadoras, no solo para las plantas y los animales, sino también para la especie humana.

Personas particulares y empresas proceden a quemar grandes extensiones de bosques con el fin de ampliar la frontera agrícola, pero esta acción atenta directamente contra la supervivencia de la humanidad.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad