Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 28 de enero de 2022
  • Actualizado 14:31

Medidas equilibradas y sin presiones caprichosas

Medidas equilibradas y sin presiones caprichosas

La decisión de reducir el horario de circulación, hasta las 23:00 de lunes a jueves, y 22:00 de viernes a domingo, además de la suspensión de eventos sociales como fiestas, conciertos y promociones, provocó la inmediata reacción de propietarios de locales nocturnos, quienes advirtieron con movilizaciones para que las autoridades tomen en cuenta sus propuestas.

Estas restricciones, además de otras que aprobó el Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), tienen el objetivo de reducir el elevado número de contagios y evitar que el sistema de salud colapse, además de disminuir el índice de letalidad.

Sin embargo, algunos rubros económicos afectados por las restricciones no lo entienden así y por eso advierten con movilizarse o desacatar las normas aprobadas por el COED, medidas que, se entiende, han sido aprobadas con bases técnicas y científicas.

Y a las advertencias de los dueños de locales nocturnos se suman las de los transportistas, quienes aseguraron que “jamás” podrían estar de acuerdo con un encapsulamiento duro, arguyendo el tema económico.

Y si bien el aspecto económico es determinante para asumir cualquier determinación de restricción (incluida el confinamiento), no se puede descartar la posibilidad de una cuarentena rígida en caso de una emergencia sanitaria, como ocurrió en algún momento no solo en el país sino también en el mundo.

Lo más aconsejable es asumir restricciones que no afecten sobremanera a la economía, pero teniendo como prioridad la salud y vida de los habitantes, para lo cual se tendrá que recurrir a la experiencia de los entendidos en salud y economía, entre otros, para aprobar las acciones más equilibradas posibles que vayan en beneficio de la mayoría y no solo de un sector.

En las últimas horas se conoció que el 94% de las unidades de terapia intensiva están ocupadas, que el 30% del personal de salud se encuentra con coronavirus y que más del 90% de los que llegan a terapia intensiva no tienen vacuna anticovid.

Y para añadir a estas cifras desalentadoras, la noche del miércoles se conoció que solo en Cochabamba, en un solo día 2.601 personas dieron positivo al coronavirus. La pregunta es, ¿a cuántos habrán contagiado antes de tener su diagnóstico? Seguramente a miles.

En los últimos días se pudo observar la desesperación de las personas por acceder a una prueba anticovid, a tal extremo que en una entidad de salud un grupo de personas luchaba por ingresar por la fuerza, todos apretujados y con un elevado riesgo de contagiarse.

No se puede negar una realidad tan patente como la que estamos viviendo, el pico de la cuarta ola nos muestra que la situación se está tornando insostenible y que, al parecer, los casos seguirán en subida, por lo que se deben asumir las medidas que más convengan, dejando de lado los intereses o caprichos personales.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad