Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 20 de abril de 2021
  • Actualizado 18:28

Mayor apoyo a la educación

Mayor apoyo a la educación

Invertir en educación es la mejor apuesta que pueden hacer los padres de familia y también, lógicamente, las autoridades que administran una alcaldía, una gobernación o el gobierno central del país.

La educación, según la Constitución Política del Estado, se constituye en “una función suprema y primera responsabilidad financiera del Estado, que tiene la obligación indeclinable de sostenerla, garantizarla y gestionarla”, por lo que se sobreentiende que el porcentaje de inversión económica debe ser lo suficiente para asegurar una educación de calidad a todos los estantes y habitantes del país.

Y la inversión que se pueda hacer en educación es aún más importante en esta etapa de pandemia, porque maestros y estudiantes se enfrentan a una nueva modalidad de enseñanza-aprendizaje, las clases virtuales, en la mayor parte de los casos, y semipresenciales en pocos.

Tras haber experimentado las dos primeras semanas de clases, padres de familia advirtieron sobre una serie de problemas que tuvieron en sus hogares en el momento de conectarse a las plataformas. Internet deficiente, carencia de dispositivos móviles e imposibilidad de comprar megas para navegar son algunas de las dificultades con las que se toparon niños y adolescentes.

Estas falencias nos muestran que el país no está totalmente preparado para implementar las clases virtuales que obliga la pandemia del coronavirus, porque, por el momento, se descarta retomar las clases presenciales.

Y la tarea que asuman a partir de ahora los gobiernos municipales y departamentales es crucial en el ámbito de la educación, porque tendrán que, sobre la marcha, modificar sus respectivos presupuestos para, si es necesario, incrementar el monto destinado para este fin.

Una primera tarea será la de garantizar Internet para los miles de estudiantes en el departamento, con la finalidad de que todos puedan conectarse a las plataformas que se utilizan para impartir las clases.

Otra tarea, un poco más complicada, es asegurar que todos los estudiantes, cuenten con un dispositivo móvil para ingresar a las clases. Quienes están a cargo de los municipios tendrán que encontrar soluciones creativas y prontas para salvar esta dificultad.

Asimismo, y tal vez a mediano plazo, el Gobierno deberá fortalecer la educación a distancia, aprovechando los medios de comunicación estatales que existen, como lo hace actualmente el canal 7.

Y, si es necesario, adecuar la currícula escolar a la realidad de una educación virtual, para que los niños aprovechen al máximo las clases y no sean estas un motivo de aburrimiento o cansancio. Porque no es lo mismo que un maestro esté presente frente a sus estudiantes que comunicarse a distancia mediante un celular, laptop o computadora.

La educación a distancia exige cambios rápidos y necesarios para beneficio de estudiantes y maestros, quienes tienen la responsabilidad de adaptarse a esta nueva modalidad.

Libre acceso

Una tarea será garantizar Internet para los miles de estudiantes, para que todos puedan conectarse a las diferentes plataformas.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad