Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 21 de septiembre de 2021
  • Actualizado 19:58

No más vehículos indocumentados

No más vehículos indocumentados

Propietarios de vehículos indocumentados, denominados “chutos”, exigen con medidas de presión (bloqueos) la “nacionalización” de al menos 150 mil carros que no tienen los papeles al día, lo que los convierte en ilegales.

Estos vehículos indocumentados han sido ingresados a territorio nacional de contrabando y, en muchos casos, fueron robados en otros países. Es decir, son, a todas luces, ilegales, por lo que no deberían circular en el país y menos ser “nacionalizados”.

En años pasados, los gobiernos de turno cedieron a los chantajes de los “propietarios” de vehículos indocumentados y, por las medidas de presión, autorizaron “por última vez” su “nacionalización” tras el pago de multas fijadas por la autoridad correspondiente.

Si se aprobara nuevamente una denominada nacionalización, el Gobierno estaría alentando el delito, porque estos vehículos ingresan de contrabando y muchos son robados, incluso algunos han sido obtenidos en atracos violentos con la muerte de los legítimos propietarios.

Las personas que compran estos vehículos saben que están adquiriendo un automotor sin papeles y su esperanza es que, con medidas de presión, podrán legalizar este bien, como ya se lo ha hecho en otras muchas ocasiones.

Empero, el Gobierno tiene que ser firme y taxativo en esta cuestión en particular, no ceder ante chantajes, porque se trata de un negocio ilegal en el que los contrabandistas se favorecen con miles de dólares y el gran perjudicado es el Estado que no percibe los aranceles por la importación y, además, pierde autoridad.

Así también sucede cuando hay personas que avasallan tierras que no les corresponde, se asientan en lugares prohibidos y esperan que, con el paso del tiempo y medidas de presión de por medio (nuevamente bloqueos), puedan hacer aprobar sus planos y se conviertan en legales.

Sobre el tema de los “chutos”, el viceministro de Régimen Interior, Marcelo Cox, aseguró que la Policía intervendrá “inmediatamente” cualquier bloqueo, porque se trata de un negocio ilícito y que no se puede afectar la libre circulación.

Lo que se debe hacer, más bien, es empezar a intensificar los operativos para sacar de circulación todos los vehículos indocumentados, porque, además, en muchos de ellos se perpetran delitos contra la seguridad de las personas.

Dar curso a este pedido irracional de quienes ingresan los vehículos de contrabando al país sería una señal errónea de parte del Gobierno, porque no se trata de granjearse o no la simpatía de un sector, sino de ceñirse a lo que manda la ley, y eso significa que no se puede tolerar lo que es ilegal. Está en manos de las autoridades que se cumpla la ley, al pie de la letra, sin favorecer a nadie.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad