Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 04 de agosto de 2020
  • Actualizado 10:55

¿Más ítems o más muertos?

¿Más ítems o más muertos?

Cochabamba es uno de los tres departamentos del país con más casos positivos de coronavirus, situación muy preocupante, considerando que en algunos hospitales se ha verificado que hasta el 50% del personal en salud (médicos, enfermeras y auxiliares) está contagiado con el mortal virus.

Debido a las bajas en el personal, los centros de salud no pueden atender de manera oportuna a todas las personas que buscan ayuda, porque tienen los síntomas de la COVID -19 o porque tienen alguna otra dolencia.

Es sabido que los médicos, enfermeras y auxiliares son la primera línea que combate al coronavirus, por lo tanto, son los más expuestos a contagiarse. Es por eso que las autoridades del Servicio Departamental de Salud (SEDES), hace poco más de dos meses, pidieron a los gobiernos nacional, departamental y municipal que consideren la posibilidad de dotar nuevos ítems para que se tenga el personal suficiente y reemplazar a los profesionales que se contagien con el virus.

El pedido era más de 1.200 ítems, pero, después de más de 60 días de espera y de gestiones en varios ministerios, apenas llegaron 60, es decir menos del 5% de los solicitado. Se trata de contratos temporales para profesionales que reforzarán el trabajo en el hospital Solomon Klein, uno de los cuatro centros centinela destinado a los pacientes con la COVID-19 en el departamento.

Está claro que esos ítems son insuficientes para la demanda de personas contagiadas que necesitan atención médica para salvar su vida. 

El representante del Sindicato de Ramas Médicas de Salud Pública (Sirmes) de Cochabamba, Yuri Lazarte, dijo que las bajas por contagios de coronavirus en el Solomon Klein están entre el 25 y 30%, en la Caja Nacional de Salud llegan hasta un 40%, en el hospital Viedma el personal en salud que dio positivo está entre un 30 y 40%, mientras que en los centros de salud de las zonas periféricas, al menos la mitad está en cuarentena por el virus.

Llama poderosamente la atención de que las autoridades de los tres niveles no atiendan el pedido de los ítems, cuando se está viendo que es una necesidad que debería tener un tratamiento prioritario. 

Si bien se necesitan centros de aislamiento, medicamentos, pruebas, equipos especializados, también es importante contratar al personal especializado para que atienda a los miles de pacientes que tienen el mortal virus. El objetivo tiene que ser salvar vidas.

No podemos olvidar que cada día se incrementan los casos de contagiados y ahora que Cochabamba volverá a la cuarentena flexible o dinámica, es posible que las cifras suban aún más y, por lo tanto, la demanda de atención médica será mayor.

El director del SEDES, Yercin Mamani, preocupado por la falta de ítems, presentó un pedido a la Asamblea Legislativa Departamental para que declaren desastre sanitario a Cochabamba, sin embargo, la propuesta fue rechazada.

El objetivo de la declaratoria es que se pueda autorizar la transferencia y el uso de recursos económicos adicionales para la lucha contra la COVID-19. “Ahora, tenemos que seguir luchando con los recursos asignados por la Ley de Emergencia Sanitaria, que si bien fueron montos altos para algunos municipios, en este contexto ya es insuficiente”, dijo Mamani, en tono molesto.

La situación cada día que pasa se torna más preocupante y si no se soluciona la falta de personal, pronto Cochabamba estará como Riberalta, donde médicos voluntarios del resto del país tuvieron que dar parte de su tiempo para atender a los contagiados de esa ciudad.