Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 25 de junio de 2022
  • Actualizado 13:14

No más “dinosaurios” en la universidad

No más “dinosaurios” en la universidad

La decisión de limitar el tiempo de estudio en la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, a ocho años, fue bien recibida por usuarios de las redes sociales, quienes, sin embargo, aseguran que es también importante trabajar en otros dos aspectos: que los docentes se actualicen en forma permanente y que no se eternicen en sus cargos.

La denuncia de que en las universidades públicas hay cientos de estudiantes denominados dinosaurios, porque se encuentran una década o más en aulas sin graduarse, abrió nuevamente el debate del tiempo de permanencia que se debería permitir, de modo que su estancia no sea de por vida, como ocurre en varios casos.

Aunque parece inverosímil, hay estudiantes que permanecen o han estado medio siglo en la universidad pública, sin graduarse en una carrera. El motivo de esta tan larga estadía es favorecerse con un cargo de dirigente y manejar millonarios recursos económicos.

Hay voces que afirman que no se puede coartar el derecho a la educación, pero eso no debería implicar que un estudiante puede permanecer de forma indefinida en la universidad pública, esquilmando los recursos económicos que salen de los impuestos de la población.

La universidad pública de Santa Cruz decidió tomar al toro por las astas y determinó, mediante una resolución rectoral, que los estudiantes podrán permanecer por un tiempo máximo de ocho años en una determinada carrera.

El objetivo es mejorar la calidad académica y realizar un seguimiento personalizado a los estudiantes que reprueben una materia más de dos veces, con el fin de conocer los motivos de esta situación.

En algunos casos, se analizará la situación de los estudiantes que puedan tener dificultades o que trabajan, de modo que se pueda considerar estos aspectos, como corresponde.

La decisión que asumió la Universidad Gabriel René Moreno es un avance en el objetivo de formar mejores profesionales en las universidades públicas, que deberá considerarse también en otros departamentos, tal es el caso de San Simón de Cochabamba.

El objetivo de esta norma no es colocar una camisa de fuerza a los estudiantes de las universidades públicas, sino hacer más eficiente su paso por las aulas.

El tiempo de permanencia de los estudiantes en las aulas es solo uno de los cambios que deben implementarse para hacer más eficientes a las universidades públicas. Mejorar el nivel académico de los docentes es otra de las metas que se tiene que conseguir a mediano plazo.

Respecto al tiempo de permanencia de los estudiantes, es urgente que las autoridades de San Simón se pronuncien y asuman una postura firme, la que más beneficie a esta casa superior de estudios, para no seguir malgastando los recursos económicos de todos.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad