Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de agosto de 2020
  • Actualizado 20:30

Más ayuda para paliar la crisis

Más ayuda para paliar la crisis

Bolivia seguirá en cuarentena hasta el 30 de abril, aunque se abre la posibilidad de que en los próximos siete días la medida pueda ser flexibilizada en algunos lugares del país y para ciertas actividades económicas.

El anuncio no sorprendió, considerando que en los últimos días las muertes y casos positivos de coronavirus se han incrementado considerablemente en las áreas urbanas y rurales del territorio nacional. Lo que sí llamó la atención fueron las medidas económicas que anunció la presidenta transitoria Jeanine Áñez, que están destinadas a beneficiar a todos los bolivianos con los bonos, préstamos para empresas y ayuda a los micro, pequeños y medianos empresarios.

La Mandataria amplió el pago del bono Familia de 500 bolivianos a los estudiantes de colegios privados y de escuelas alternativas, aunque estos deberán cobrarlo recién a partir del 18 de mayo; los de unidades educativas públicas lo harán desde hoy. 

Anunció la creación del bono Universal de 500 bolivianos para alrededor de cuatro millones de bolivianos mayores de 18 años que no reciben ningún tipo de ingresos ni bonos. Será pagado a partir del 30 de abril.

Las otras medidas no son menos importantes que los bonos, porque están destinadas a preservar el empleo: Plan de Apoyo al Pago del Salario, que consiste en préstamos fáciles y blandos a las empresas para que puedan cancelar los sueldos de dos meses de sus trabajadores; serán a 18 meses de plazo y en los primeros seis meses no se pagará ni capital ni interés.

El otro es el Plan de Empleo, destinado a micro, pequeños y medianos empresarios de los sectores de servicios, producción y comercio. El Gobierno pone a su disposición 1.500 millones de bolivianos para otorgarles créditos de funcionamiento. Será a cinco años y con un año de gracia. Se prevé que se beneficiarán unos 720 mil micro, pequeños y medianos empresarios del país.

El analista Gonzalo Chávez considera que las medidas económicas del Gobierno son de emergencia y de corto plazo, sin embargo, es necesario que las autoridades tengan una visión más global. Señala que los bonos son efectivos electoral y políticamente, pero no van al fondo de lo que necesita el país.

En esa perspectiva, el Ejecutivo tendrá que elaborar un plan de largo aliento para encarar el problema económico de fondo, porque, ni duda cabe, la situación que depara, no solo al país sino al resto del mundo, no es nada óptima.

Es bueno mencionar que no solo Bolivia está entregando bonos para paliar los efectos provocados por el COVID -19. Chile, por ejemplo, comenzará a pagar un bono de 50 mil pesos, unos 405 bolivianos, desde el 19 de abril. Llegará a las familias más vulnerables.

Argentina también está dando un bono a las familias que no tienen un salario fijo. Ahí el beneficio es de 10 mil pesos, equivalente a unos 1.053 bolivianos. En Perú, el bono es de 380 soles, equivalente a unos 550 bolivianos, y será entregado a unos nueve millones de personas en situación vulnerable.