Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 20 de abril de 2021
  • Actualizado 11:36

No más agresiones ni insultos

No más agresiones ni insultos

Las campañas electorales se tornan más agresivas a medida que se acerca la fecha de los comicios del 7 de marzo próximo, situación que se puede advertir en las recurrentes denuncias que realizan militantes de partidos y agrupaciones ciudadanas en contra de los seguidores de otras tiendas políticas.

La prensa (escrita, radial y televisiva) hace eco de estas denuncias y difunde imágenes, además de testimonios, de agresiones entre contendientes políticos, quienes olvidan los principios básicos de la democracia y acuden a la ley del más fuerte para tratar de imponer su ideología.

A pocos días de las elecciones subnacionales, los ánimos están cada vez más caldeados, a tal punto que las personas reaccionan con exagerada agresividad cuando se trata de hacer campaña política y defender sus colores partidarios.

El representante del Defensor del Pueblo en Cochabamba, tras recibir en su oficina más de una denuncia, ha pedido mayor tolerancia a los actores políticos y, como corresponde, condenó este tipo de comportamiento, porque lo único que se logra es enrarecer el proceso electoral que está a la vuelta de la esquina.

En un último comunicado, se condenó la violencia ejercida contra la candidata al municipio de Entre Ríos, en el Trópico de Cochabamba, por el MTS, y advirtió que estas agresiones “no solo atentan contra el derecho a una convivencia pacífica y a participar en elecciones libres y democráticas, sino que se pone en riesgo la misma democracia”.

Los partidos políticos, en general, y los candidatos, en particular, deben tener en cuenta que la violencia es el peor camino que pueden elegir en una campaña electoral, y que desacreditar al circunstancial rival es también una mala señal.

El mejor recurso al que deberían acudir los candidatos es mostrar sus propuestas, aquellas que vayan a ser implementadas en caso de salir airosos de la contienda electoral, porque esa es la mejor manera de mostrar la seriedad con la que se presentan ante el electorado. Lo contrario, es decir la agresión, muestra claramente la falta de ideas, propuestas y de un programa de gobierno.

Peleas entre militantes de partidos contrarios, pedradas gasificaciones e insultos constantes en las vías públicas, la gente ya está cansada de soportar esa intolerancia entre quienes tercian en las elecciones para asumir una concejalía, alcaldía o gobernación.

Los partidos políticos no deben perder de vista que en las alcaldías y gobernaciones tendrán que convivir con concejales y asambleístas de otras tiendas políticas, por lo que tendrán que coordinar el trabajo entre ellos, con la mayor predisposición posible y pensando en el desarrollo de la región.

Intolerancia

Peleas entre militantes de partidos contrarios e insultos constantes en las vías públicas, la gente ya está cansada de soportar esa intolerancia entre quienes tercian en las elecciones.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad