Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 15 de agosto de 2020
  • Actualizado 15:36

Lengua materna, riqueza incalculable

Lengua materna, riqueza incalculable

Cada 21 de febrero, desde hace 20 años, se celebra el Día Internacional de la Lengua Materna, proclamada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) con el objetivo de preservar y proteger los idiomas y dialectos que se hablan en el mundo.

La lengua materna o nativa es el primer idioma que una persona aprende después de su nacimiento y que, luego, forma parte de su vida cotidiana como un instrumento de comunicación con su entorno. Actualmen- te, hay unas seis mil lenguas en todo el planeta, no obstante, se calcula que un 45% de las mismas está extinguiéndose paulatinamente. 

Por eso, surgió esta iniciativa que impulsa la preservación y el resguardo de los idiomas vigentes, ya que, cada vez que desaparece uno, se pierde la identidad, las costumbres y tradiciones de pueblos, etnias y tribus, que son patrimonio cultural de todos.

En Bolivia, la Constitución Política del Estado -artículo quinto- acepta como idiomas oficiales del Estado al castellano y a los 36 idiomas de las naciones y pueblos originario campesinos. 

Este reconocimiento lingüístico fue una medida acertada del anterior gobierno para visibilizar nuestra realidad plurilingüe y multiétnica.

Pero, esto no es suficiente, se requieren políticas orientadas a preservar este plurilingüismo, ya que —a causa del proceso de globalización— 8 de las 36 están en serio riesgo de desaparecer.

Se debe continuar reforzando la educación plurilingüe desde la lengua materna al interior del sistema educativo. 

Además, es importante fortalecer, desde el nivel primario, la enseñanza de un idioma nativo, como una segunda lengua. Esto sin restar la posibilidad del aprendizaje de un idioma extranjero.

Asimismo, se debe reforzar el uso de las lenguas maternas en la actividad pública. Es decir que, cuando una persona quechuahablante, por ejemplo, acuda a una instancia municipal o estatal, tenga la posibilidad de comunicarse en su idioma nativo, si así lo desea.

Haciendo referencia a lo que sostiene la Unesco en este día internacional, "el uso de las lenguas maternas es un componente esencial de la educación de calidad, que es la base para empoderar a las mujeres, a los hombres y a sus sociedades. Debemos reconocer y promover el potencial de las lenguas para no dejar a nadie rezagado y construir un futuro más justo y sostenible para todos".

Preservación El uso de las lenguas maternas es un componente esencial de la educación de calidad de la educación, que es la base para empoderar a las mujeres, a los hombres y a sus sociedades.