Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 18 de mayo de 2021
  • Actualizado 20:00

Irregularidades hasta en el horno crematorio

Irregularidades hasta en el horno crematorio

El único horno crematorio que funciona a medias en el municipio de Cochabamba, para una población aproximada de 632 mil habitantes está a punto de colapsar. En caso de que sucediera este extremo, como advirtió el administrador del Cementerio General, Benedicto Gonzales, la ciudad quedará en la indefensión porque no se podrá cremar los cadáveres, especialmente de las personas que fallecen por coronavirus.

Si la administración que licitó, adjudicó y encargó la construcción del nuevo horno crematorio hubiese cumplido a cabalidad su trabajo, Cochabamba tendría no uno sino dos hornos en funcionamiento, con los cuales podría resolver, de momento, la demanda de cremaciones.

Sin embargo, el proceso de licitación y construcción del horno crematorio nuevo, por las denuncias hechas públicas, estuvo plagado de irregularidades, motivo por el cual no se terminó de pagar. Además, el horno crematorio dejó de funcionar a solo cinco meses de su inauguración, por lo que, por el momento, está inutilizable.

Actualmente, el equipo del horno crematorio se encuentra a la intemperie, sin uso, sin obras civiles y con denuncias de supuestas irregularidades que no se esclarecen hasta ahora, pese a que se iniciaron las pesquisas en Transparencia para dar con los responsables de esta obra inconclusa que pone en vilo a la ciudad ante la posibilidad de una tercera ola de contagios por coronavirus.

Gonzales advirtió que el horno crematorio antiguo se encuentra a punto de colapsar por el número de cuerpos que se creman cada día, y de suceder eso, la ciudad quedará indefensa y con graves riesgos para la salud de la población.

El nuevo crematorio se utilizó apenas cinco meses y dejó de funcionar, necesita mantenimiento, pero no se puede hacer porque el equipo está precintado por falta de pago.

Por eso es urgente que el municipio (Alcaldía y Concejo) encuentren a los responsables de este nuevo desacierto, pero lo más importante es que solucione este problema y ponga en marcha este horno crematorio.

No se debe perder de vista que el Cementerio General atiende con el crematorio no solo a los 632 mil habitantes del municipio de Cochabamba, sino también a los miles más de los más de 40 municipios que son parte de este departamento.

Una vez que este crematorio funcione correctamente, se deberá pensar en instalar hornos en las otras provincias, o por lo menos en las diferentes regiones, vale decir, en el Valle Alto, zona Andina, Trópico y Cono Sur.

Las autoridades no pueden tomar a la ligera este asunto del crematorio, porque se trata de la salud de la población. No quisiéramos que se repitan las imágenes de cadáveres en las calles esperando ser enterrados o cremados. Estamos a tiempo de evitar esta situación. 

Previsión

Las autoridades no pueden tomar a la ligera el asunto del crematorio. No quisiéramos que se repitan las imágenes de cadáveres en las calles esperando ser cremados.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad