Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 16 de abril de 2021
  • Actualizado 22:08

Innovar campañas ante la COVID

Innovar campañas ante la COVID

A dos meses para la realización de las elecciones subnacionales, los partidos políticos se aprestan a realizar una frenética campaña para tratar de conquistar el voto de electores, mientras  los casos de coronavirus avanzan de forma preocupante en Bolivia, superando los 1.500 nuevos contagios cada día

Con el paso de los días, las organizaciones políticas y los candidatos, que en el caso de la Llajta son nueve para la Gobernación y nueve para el municipio de Cercado, van intensificando la campaña, sobre todo porque el tiempo para dar a conocer sus propuestas es relativamente corto.

 Ahora, cuando el país se enfrenta al rebrote del mortal virus, es vital que todos los candidatos tomen en cuenta el riesgo que implica realizar una campaña tradicional, es decir, concentrando a los electores en mítines o en espacios cerrados, que por el virus son  altamente riesgosos.

Es momento de que los que aspiran llegar a los gobiernos departamentales y municipales innoven la forma tradicional de hacer proselitismo y se adecuen a la realidad que está viviendo el país, ya que solo así se podrá evitar que la cifra de contagios continúe creciendo.

El portavoz de Gobierno, Jorge Richter, ha señalado que desde el 10 de enero se realizarán entre 2.000 y 3.000 pruebas, por lo que es probable que los casos de COVID-19 se incrementen en todo el país, lo que obligaría a las gobernaciones y los municipios a tener listos los centros de aislamiento para recibir a esas personas.

Lamentablemente, las gobernaciones no tienen listos los centros de aislamiento y mucho menos la capacidad suficiente de camas para recibir a los pacientes contagiados, situación que preocupa y alarma.

En total solo hay 3.353 camas en todo el territorio nacional, de las cuales 1.040 están destinadas para atender a pacientes con coronavirus y 2.313 para otras enfermedades. A eso se suma la falta de un plan para enfrentar el virus y el escaso presupuesto destinado para el combate. Se conoce, por ejemplo, que la gobernación cochabambina solo ha presupuestado el 0.5% para la lucha contra el virus, porcentaje definitivamente ínfimo frente a las múltiples necesidades que existen para atender a la población.

Tomando en cuenta esa realidad, el país no está en condiciones de hacer frente a una avalancha de casos que podría agudizarse si, además, los candidatos y las organizaciones políticas en competencia electoral insisten en realizar concentraciones de militantes u otras formas que pongan en riesgo la saludos de las personas.

Es hora de innovar en la forma de hacer proselitismo y pensar en la salud y la vida de todos los bolivianos, porque solo basta que algún miembro de una familia contraiga el virus para que ponga en riesgo a todos.

Ejercer el derecho a votar y a ser elegido es el sostén de la democracia, sin embargo, urge prudencia, responsabilidad y compromiso con los conciudadanos para evitar cualquier forma de riesgo y de contagio.

Compromiso

Es hora de que los políticos demuestren su responsabilidad y compromiso con los bolivianos. No deben exponer la vida y la salud para ganar un voto.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad