Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 22 de febrero de 2024
  • Actualizado 11:29

Innovación y solidaridad

Innovación y solidaridad

La creatividad y el ingenio de 15 proyectos bolivianos fueron reconocidos y galardonados, por los denominados Premios Kamay 2023, en su sexta versión. Pero, más allá del galardón que puedan recibir los emprendedores, lo más importante de esta iniciativa es que se incentiva a las empresas o personas individuales a aguzar su ingenio para innovar y hallar soluciones a determinadas necesidades que tiene la población.

Solo como ejemplos, entre las iniciativas reconocidas están una aplicación web orientada a la rehabilitación de miembros superiores de pacientes con artritis; lápices hechos con semillas, y un panel solar que purifica el agua a partir de fuentes contaminadas.

Estas innovaciones son sumamente importantes porque representan avances en las diferentes áreas como salud, industria, educación y tecnología, pero el objetivo de fondo es aún mucho más altruista, porque de lo que se trata es que estas soluciones sean accesibles para especialmente las personas que tienen recursos económicos limitados.

Muchos pacientes que han perdido algún miembro (superior o inferior) se han visto imposibilitados de recuperar la mayor normalidad posible en sus vidas debido a que no pueden pagar por una prótesis que les ayude a caminar, trabajar o realizar incluso las tareas domésticas más simples.

Ahí radica la importancia de incentivar la creatividad de los emprendedores, para que estos innovadores puedan hallar soluciones prácticas y económicas a las múltiples necesidades que tiene una infinidad de personas en las diferentes áreas.

Pero, además de premiar las buenas iniciativas de los innovadores, un segundo paso deberá ser lograr un apoyo económico decidido de parte de benefactores que apuestan por el bienestar de las personas, con la perspectiva de ayudar a quienes lo necesiten, más allá del lucro.

Es también importante que se busque a los innovadores en los colegios, universidades, barrios y se motive a la mayor cantidad posible de jóvenes, y también adultos, a que se lancen a diseñar soluciones para tratar de resolver la multiplicidad de problemas que aquejan a la sociedad, a las personas, al medio ambiente, a la economía y a la salud.

La escasez de agua, por ejemplo, es uno de los problemas recurrentes en Cochabamba, por lo que se podría echar mano del ingenio de los innovadores para encontrar soluciones a largo plazo, de modo que se puedan implementar en los barrios más desfavorecidos.

La tarea de apoyar a los innovadores no debe restringirse a iniciativas privadas, sino que tiene que ser una asignatura de los diferentes niveles de gobierno, desde el central, los departamentales y los municipales, de modo que se hallen, entre todos, soluciones a los problemas latentes.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad