Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de mayo de 2021
  • Actualizado 08:34

La injusta justicia boliviana

La injusta justicia boliviana

El caso Juan Antonio Cuéllar, el mecánico que fue torturado por Jhasmani T, el jurista bautizado popularmente como el "abogado del diablo", y que fue favorecido con detención domiciliaria por una juez en Quillacollo, puso en tela de juicio, una vez más, a la justicia en el país.

El llamado de auxilio al presidente Luis Arce Catacora, al ministro de Justicia, Iván Lima, para que lo ayuden porque teme por su vida y la de sus hijos, porque su victimario está a punto de salir de la cárcel, fue escuchado.

En una entrevista con el programa Buena Noche de OPINIÓN, denunció que continúa recibiendo amenazas de muerte y que le advirtieron que su hija, de 11 años, sería abusada sexualmente. El llanto y la desesperación de este padre de familia fue respondido por el ministro Lima, quien se comunicó el viernes con Cuéllar y le aseguró que "el Gobierno no permitirá ningún tipo de vulneración a los derechos constituidos y vamos a comprometer todos los esfuerzos desde las instancias del orden público para brindar seguridad a usted y a su familia”.

El caso del mecánico que clama que la justicia actúe para que le devuelvan los 20 mil dólares que le dio a la dueña de casa donde tenía su taller y que le den garantías para su familia, es solo uno de los miles que se reportan a diario de personas que tienen que peregrinar para que los fiscales y jueces las atiendan.

Cuéllar está batallando desde hace casi dos años ante los estrados judiciales, pero, pese a las pruebas, no logra un fallo justo; sigue siendo perseguido y amenazado.

La autoridad indicó que esta semana estará en Cochabamba y aprovechará para reunirse personalmente con el mecánico para tener más detalles de su caso.

Es más que ponderable la actitud del Ministro porque respondió de forma inmediata al llamado de ayuda que lanzó una víctima que teme por su vida. Es bueno resaltar que la semana pasada, el presidente Luis Arce Catacora escuchó también el pedido de auxilio que hizo un niño en El Alto para que el gobierno proteja a él y a su mamá, ya que eran víctimas de las acciones violentas de su padre.

El Mandatario al enterarse del llamado del menor a través de un medio de comunicación, instruyó a los ministerios de Justicia y de Gobierno hacer seguimiento al caso y tomar las medidas que correspondan.

La justicia es uno de los temas prioritarios que el gobierno del presidente Arce aseguró que encarará. De hecho, ya se está trabajando en un proyecto de ley para abrir la Constitución y cambiar algunos artículos en esa área. Mientras tanto, son importantes las acciones que realizan el Presidente y el Ministro de Justicia para intervenir y hacer seguimiento de los casos, donde las víctimas denuncian que no son escuchadas por los administradores de justicia.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad