Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 15 de agosto de 2020
  • Actualizado 15:52

La hora de tocar los ahorros de las AFP

La hora de tocar los ahorros de las AFP

Desde que el Gobierno transitorio de la presidenta Jeanine Áñez decretó la vigencia de la cuarentena total para frenar la propagación del coronavirus en el país, varios sectores de la población se benefician con bonos y otros incentivos económicos que les permitirá sobrellevar estos momentos difíciles que estamos viviendo en Bolivia por la pandemia.

Uno de los sectores que, hasta el momento, no vio un apoyo directo de las autoridades gubernamentales es el de los empleados activos, del sector público y privado. Es por eso que el lunes, la Federación de Fabriles de Cochabamba propuso que los trabajadores asegurados al sistema de pensiones puedan retirar hasta 20% de sus aportes personales para contrarrestar los daños económicos del aislamiento general por el COVID – 19.

Ese sector presentó un proyecto de ley al Ministerio de Trabajo para que sea analizado y aprobado. Una de las principales justificaciones que dan los fabriles es que con ese dinero podrían cumplir con sus obligaciones familiares y, de esa forma, evitarían recurrir a préstamos bancarios que tienen tasas de interés altas.

El beneficio, según los fabriles, llegaría a dos millones de trabajadores asalariados.

Pero no es el único sector que le plantea al Gobierno transitorio retirar parte de los fondos de las AFP, la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) propuso a Áñez que autorice a los trabajadores asalariados acceder hasta un 10% de los aportes a las Administradoras de Fondos de Pensiones.

El presidente Luis Fernando Barbery dijo que esa propuesta la hacen como una medida para dinamizar la economía.

Frente a esos pedidos, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, confirmó que están analizando el tema de la devolución de los aportes como una medida para “ayudar” a quienes no reciben bonos en medio de la emergencia sanitaria por la pandemia.

La autoridad señaló que el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas está analizando el tema, porque el Gobierno hará “todo lo necesario para cuidar la salud de los bolivianos”.

Actualmente, solo se puede retirar los fondos ahorrados en las AFP ante una enfermedad terminal, invalidez o una cantidad insuficiente de aportes para obtener una renta de vejez.

Pero, el pedido de los trabajadores y empresarios de autorizar el retiro de un porcentaje de los ahorros previsionales para la jubilación no es algo nuevo, varios países vecinos aprobaron normativas excepcionales para dar luz verde a esa propuesta.

En Perú, por ejemplo, la semana pasada, el Congreso aprobó una ley para que los asalariados retiren hasta el 25% de sus ahorros. Siendo el monto mínimo 1.200 y el máximo 3.700 dólares. Los beneficiarios serían más de seis millones de asalariados de forma directa y 18 millones de manera indirecta (familiares y otros).

Asimismo, el Gobierno colombiano, el 13 de marzo, autorizó el retiro del 10% de los fondos de las AFP para enfrentar la emergencia sanitaria.

Los gobernantes de Chile y Argentina también analizan aprobar una ley similar para apoyar a los trabajadores asalariados.

Como pocas veces sucede en el país, en la propuesta de retirar fondos de las Administradoras de Pensiones coinciden empleadores y empleados. En ese sentido,  autoridades del Gobierno transitorio deben ver la posibilidad de dar curso a la demanda en el menor tiempo posible, ya que ese universo de asalariados también está sufriendo los embates del coronavirus.