Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 17 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:06

Gremialistas y normas a su medida

Gremialistas y normas a su medida

Una movilización del sector gremial logró que el Gobierno retire el artículo 11 del Proyecto de Ley 249 de Protección al Trabajador Gremial, el cual otorgaba a la Aduana Nacional la potestad de realizar “cuando corresponda, las funciones de vigilancia y control a las personas, establecimientos, depósitos de mercancías de distribución mayorista y el tránsito de mercancías en zona secundaria (…)”.

Este artículo provocó tal susceptibilidad en el sector gremial que, bajo la batuta de sus dirigentes, se movilizaron y realizaron marchas de protesta en varias ciudades del país, logrando torcer la mano al Gobierno, y ahora van por más, exigen la anulación de todo el proyecto de ley.

Si los gremiales no tienen nada que ocultar y sus acciones se enmarcan dentro de la legalidad, no tendrían que haber marchado por las calles y menos pedir que se quite este artículo que apuntaba a disminuir el creciente contrabando para que se deje de dañar más la industria nacional que no puede competir con los productos que son ingresados al país, sin pagar impuestos y, posiblemente, de mala calidad.

Para evitar abusos, el proyecto de ley puntualizaba que los controles de la Aduana Nacional debían realizarse “conforme a la normativa vigente, considerando los derechos de las y los comerciantes minoristas, vivanderos y artesanos”.

Después de haberse retirado este artículo del proyecto de ley, las personas que comercializan con grandes cantidades de artículos de contrabando, tendrán carta abierta para seguir con esta ilícita actividad, dejando a la Aduana Nacional sin poder cumplir una de sus tareas más importantes, el de evitar que el contrabando campee en las fronteras del país y en las diferentes ciudades.

Tras lograr este primer objetivo, los gremialistas del país exigen la anulación de todo el proyecto y piden que se trabaje una norma a su medida y en consenso con este sector que es uno de los más numerosos en el país, toda vez que millones de personas se dedican a la venta de diferentes productos, algunos al por mayor, y los más al por menor.

En la otra orilla, los pequeños y medianos empresarios expresaron su desacuerdo con la anulación del artículo 11, porque prevén que el contrabando en las ciudades se incrementará exponencialmente, lo que afectará aún más a este sector que sobrevive a duras penas.

Lo importante será que se aprueben leyes que garanticen el derecho de trabajo de todas las personas, pero eso no significa que se dejen de lado los controles respectivos para evitar que el contrabando, el narcotráfico y otros delitos se sigan cometiendo bajo las narices de todos. Es inevitable aprobar leyes acordes a la realidad del país y hacerlas cumplir sin cometer ningún tipo de abuso.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad