Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 08:48

El gran movimiento del cine boliviano

El gran movimiento del cine boliviano

“Tres pasos al frente”, película boliviana que se encuentra en exhibición en las salas locales es una muestra más del talento que prodigan las personas que apuestan por hacer cine en el país, y en este caso en particular se destaca la juventud del director Leonardo Pacheco (22), quien es, además, el guionista.

Esta película narra un acontecimiento histórico de la Guerra del Chaco (1932-1935), cuando cadetes de los primeros años del Colegio Militar de Ejército se ofrecieron como voluntarios para ir a la contienda bélica, ante la escasez de mandos medios para dirigir a los soldados.

Este filme, que se estrenó el pasado jueves, requiere de la asistencia del público para que pueda mantenerse en cartelera varias semanas. Ese es el mejor voto de confianza que puede recibir un elenco joven como el que ha conformado la productora Jumping Studios.

Otra película que destaca sobremanera, en este caso del ya conocido director Kiro Russo, es “El Gran Movimiento”, que es su segundo largometraje, el cual, para satisfacción del país, ganó numerosos galardones en los festivales internacionales en los que ha participado en las últimas semanas.

“El Gran Movimiento” fue galardonada con el Premio del Jurado en la sección Horizontes del Festival de Venecia (donde tuvo su estreno mundial), en el mismo encuentro fue reconocida con el premio Fondazione Fai Persona Lavoro, por su temática del trabajo y medio ambiente; mientras que el domingo 19 de septiembre recibió el Premio Especial del Jurado en la primera edición del Villa Medicis de Francia.

Tras recibir su galardón en Venecia, Russo señaló, bastante emocionado, que se trata de “(…) un premio bastante importante para Bolivia”.

Estos galardones internacionales tienen mayor relevancia porque el cineasta paceño compite con grandes del cine mundial, de países que cuentan con mayor financiamiento, fomento al arte y recursos tecnológicos.

"El Gran Movimiento", según una reseña de la agencia española EFE, es una elegía sinfónica al obrero y a los últimos de la sociedad, una observación de la ciudad de La Paz desde el punto de vista de sus propios moradores.

El trabajo de Russo se une así a una lista de películas bolivianas que han sido reconocidas en el ámbito internacional en festivales y encuentros alrededor del orbe como “Vuelve Sebastiana” (1956), “Ukamau” (1967”, “El Coraje del Pueblo” (1972), “Mi Socio” (1983) y “Cuestión de Fe” (1996), entre otros.

Los resultados positivos que consiguen en el exterior los actores, realizadores, productores y directores bolivianos con sus trabajos es una muestra palpable de que el cine está transitando por un buen derrotero, en el cual se debe incidir para seguir cosechando galardones que le hacen mucho bien al país. Vamos, apoyemos a los cineastas bolivianos, apoyemos a los nuestros.

Satisfacción

Los resultados positivos que consigue en el exterior el cine boliviano es una muestra palpable de que está transitando por un buen derrotero, en el cual se debe incidir para seguir cosechando galardones que le hacen mucho bien al país.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad