Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 03 de diciembre de 2020
  • Actualizado 18:44

De las generales a las subnacionales

De las generales a las subnacionales

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) anunció que tras la posesión del presidente electo de Bolivia, Luis Arce Catacora, que se realizará el 8 de noviembre, lanzará la convocatoria para las elecciones subnacionales, donde se elegirá a los nuevos gobernadores, alcaldes, concejales y asambleístas departamentales.

El presidente del Órgano Electoral, Salvador Romero, dijo que ese proceso electoral será preparado en 120 días, lo que significa que los bolivianos volverán a las urnas los primeros meses de 2021.

Varias organizaciones políticas que tienen presencia nacional o departamental ya han manifestado que participarán en esas elecciones.

Tras aceptar su derrota en los comicios nacionales, Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana (CC) dijo que esa organización política no es una alianza solamente electoral y participará en las subnacionales, porque su alianza no termina con el resultado de las elecciones generales, sino que es un compromiso político por el periodo 2020-2025.

Por su lado, el actual gobernador de Santa Cruz y presidente del Movimiento Demócrata Social (MDS), Rubén Costas, señaló que  su partido participará en las subnacionales sin alianzas. 

El exprefecto Manfred Reyes Villa también ha manifestado su interés en armar un frente para encarar ese proceso.

Es seguro que el Movimiento Al Socialismo (MAS) y Creemos también tendrán candidatos para tratar de copar el poder en esas instituciones.

Es conveniente y saludable que de una vez se elijan a las nuevas autoridades para las alcaldías y gobernaciones, pero que sean personas comprometidas con el desarrollo y progreso de sus regiones o municipios.

Lamentablemente, en los últimos años, la politización se impuso a la gestión en esas instituciones. Asimismo, se registraron una infinidad de denuncias que comprometieron, principalmente, a alcaldes en presuntos hechos de corrupción.

Basta recordar lo que sucedió en el gobierno municipal de Cochabamba, donde el alcalde electo, José María Leyes, fue acusado de presuntos negociados en la compra de mochilas chinas, entre otros casos.  Asimismo, Quillacollo se convirtió en el municipio más inestable del país; hasta el momento cinco alcaldes fueron posesionados.

Los hechos de corrupción que derivaron en el alejamiento y hasta encarcelamiento de algunos alcaldes ha provocado una permanente crisis institucional que frenó la ejecución de una serie de proyectos.

Es importante que las organizaciones políticas elijan bien a los candidatos y que, si es que ganan las elecciones, asuman el compromiso de trabajar de forma coordinada con el gobierno central, sin importar si es de su línea política o no. Tiene que haber desprendimiento político partidario para pensar en el bien común.

 

Compromiso

Los partidos políticos tienen que elegir candidatos que estén comprometidos con su departamento o municipio.