Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 16 de agosto de 2022
  • Actualizado 23:00

Exportar para lograr el bienestar común

Exportar para lograr el bienestar común

En los primeros cuatro meses de 2022, Cochabamba exportó más de 57 mil toneladas de banano hacia Argentina (99%) y Uruguay (1%) por un valor aproximado de 20 millones de dólares. Estos recursos permiten la reactivación económica de este rubro y, por ende, la del departamento.

Exportar alimentos, manufacturas y minerales, entre otros productos, es vital para Cochabamba, porque es la forma más directa de generar divisas que permiten reactivar la economía de la región.

Cuanto más exporte una región o un país, su economía será más saludable, fortalecida y, en consecuencia, podrá invertir en servicios básicos, salud, educación, infraestructura vial, entre otros proyectos que son indispensables para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

Los ingresos que se generan en forma interna, especialmente por el pago de impuestos, son también importantes, pero es necesario generar recursos económicos por la venta de diferentes tipos de productos al exterior, mejor si se los exporta con valor agregado y no solamente como materia prima sin procesar.

Algunos países que no cuentan con recursos naturales en abundancia han logrado robustecer sus economías porque exportan lo poco que tienen con valor agregado, es decir, después de haber transformado la materia prima, lo que les permite vender un determinado producto en el doble o triple de su valor inicial.

Hay, incluso, países que carecen de materia prima, pero adquieren recursos naturales de otras regiones y transforman las mismas para generar riqueza.

Así como la región exporta miles de toneladas de banano cada año, los productores de otros alimentos tendrán que fijarse como meta lograr el mismo cometido. Para ello, primero deberán producir la cantidad que requieren los mercados del exterior, con calidad de exportación.

Hay empresas en Bolivia que fabrican pisos de caucho reciclado o vehículos eléctricos, solo por citar dos ejemplos entre los muchos que hay, y que exportan a países de la región e incluso a naciones de Norteamérica o Europa.

Este tipo de empresas son pioneras porque, en primer lugar, abren mercado para los productos bolivianos y, segundo, colocan al país en la mira de otras naciones que requieren tanto materia prima sin procesar como aquella que está transformada.

Cochabamba es la región que exporta el 99.45% del banano que se produce en el país, por las condiciones del Trópico, donde la naturaleza es bondadosa para producir alimentos.

Y este debería ser un impulso para que la región sea líder en la exportación de otros alimentos, pero también de productos manufacturados que le permitan triplicar sus ventas al exterior, lo que repercutirá en la generación de más fuentes de empleo, que sean estables y bien remunerados.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad