Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 07 de octubre de 2022
  • Actualizado 00:09

Estado y empresas deben trabajar de la mano

Estado y empresas deben trabajar de la mano

El rol de la empresa privada, así como del Estado, en la reactivación económica es fundamental, debido a que cada una de estas entidades puede aportar con creces al desarrollo de un país. En ese sentido, algunos expertos afirman que la economía de un país debe ser manejada por el Estado y el emprendimiento privado, de modo que se encuentre un equilibrio, es decir, que no se delegue toda la carga a uno u otro sector.

En los últimos meses, el alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, y el presidente Luis Arce mencionaron la importancia de las alianzas público privadas con el fin de poner en marcha proyectos que requieren de ingentes cantidades de recursos económicos.

No es aconsejable que se deje la economía íntegramente en manos del Estado ni solo bajo la responsabilidad de las empresas privadas, porque ambas instancias requieren complementarse, más aún después de la desaceleración que ha sufrido el mundo a causa del coronavirus.

En cuanto a las empresas privadas, es importante que estas reciban el respaldo de parte del Estado (sin llegar al proteccionismo) para que puedan invertir recursos económicos en la generación de empleos y la fabricación de productos con valor agregado, siempre con la mira puesta en la exportación, actividad que permite el ingreso de divisas que reactivan la economía de un país. Esa es la manera más eficiente de crecer.

Las ferias comerciales que se realizan en los departamentos del eje central (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz) son los termómetros que miden cómo se encuentra la economía del país. En estos eventos (ahora vigente la Expocruz) se mueven millones de dólares en intenciones de negocios, en los que participan no solo empresarios nacionales sino también de países vecinos y de ultramar.

Por eso es crucial que el Gobierno, como administrador del Estado, esté pendiente sobre lo que sucede en estas ferias económicas grandes de Bolivia, pero que no se conforme con solo ser una especie de veedor, sino que sea protagonista, vale decir, que se inmiscuya, que apoye con normas y que suscriba alianzas estratégicas con el sector privado, con el único objetivo de lograr el bienestar de toda la población.

El Gobierno, además de los incentivos que pueda otorgar a la empresa privada, en impuestos, nichos de mercado y créditos accesibles, debe involucrarse para trabajar en forma conjunta con este sector, sin tomar en cuenta si se trata de oficialistas u opositores.

Cuando se trata de hacer empresa en el país, se debe dejar de lado los colores políticos, lo único que se debe tomar en cuenta es el bienestar de la gente y para eso es necesario invertir dinero, mejor si es en base a una estratégica alianza entre el Estado y el sector privado.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad