Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 02 de octubre de 2022
  • Actualizado 03:14

Estabilidad laboral y empresarial

Estabilidad laboral y empresarial

Tras la aprobación del proyecto de Ley 283 para la restitución de derechos laborales, en la Cámara de Senadores, la Cámara de Industria, Comercio y Servicios de Cochabamba expresó su preocupación, porque considera que esta norma, así como está elaborada, va a generar inseguridad jurídica en el sector empresarial.

Es importante que las leyes laborales protejan al trabajador ante cualquier abuso por parte del sector empresarial, pero estas normas deben ser equilibradas, es decir, precautelar también la estabilidad de las empresas privadas que luchan para mantenerse a flote en una coyuntura de crisis económica.

Un punto específico que preocupa sobremanera a la Cámara de Industria es el referido a que los trabajadores que hayan sido despedidos sin causa justificada durante la primera parte de la pandemia del coronavirus sean restituidos a sus fuentes de empleo, sin importar si estos faltaron durante seis días o más.

La preocupación de los empresarios apunta a que muchos de los puestos que quedaron vacantes tras el despido de los trabajadores que faltaron a sus fuentes de trabajo sin justificativo alguno, fueron ocupados por otras personas. Eso equivale a decir que la empresa afectada por esta norma tendría que despedir a quienes contrataron para llenar estos vacíos (lo que no podría hacer) o contratar a más gente que requiere e ir en contra de su presupuesto designado.

La Cámara de Industria observa que la norma permitirá al trabajador que faltó seis o más días a su fuente laboral justificar sus ausencias sin un plazo límite, es decir, así como se interpreta la norma, el despedido podría reclamar su puesto de trabajo cuando lo vea conveniente.

La Ley General del Trabajo contempla algunas causales de despido, una de ellas la inasistencia a su fuente laboral por seis días o más, pero con la nueva norma, la decisión que haya asumido la empresa se podrá revertir, sin plazo establecido, si el empleado justifica sus faltas.

Sobre este punto, la Cámara de Industria observa que, si un empleado no asiste a su fuente de trabajo durante una semana, los empresarios se verán limitados de contratar a alguien para que ocupe ese vacío, lo que les genera un perjuicio económico.

Cualquier ley que se apruebe, más si se trata de una norma laboral, debe estar elaborada para defender al trabajador, pero tomando en cuenta también al sector empresarial, que es importante, porque ahí se generan las fuentes de empleo que permiten a las familias mejorar su calidad de vida.

Por eso no se debe perder de vista que cualquier determinación que se asuma sobre legislación laboral tendrá que ser equilibrada y tendrá que estar orientada a fortalecer a las empresas en el país.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad