Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 24 de enero de 2022
  • Actualizado 19:27

Un espaldarazo para los bomberos voluntarios

Un espaldarazo para los bomberos voluntarios

Una telemaratón en el Parque de la Familia cierra hoy una gratificante campaña que tiene el objetivo de seguir recaudando fondos para equipar a nueve grupos de voluntarios que trabajan, principalmente, sofocando los incendios que se ocasionan en forma premeditada en el Parque Nacional Tunari y otras reservas forestales.

Durante las últimas dos semanas, un ejército de voluntarios recorrió las calles con latas para recaudar dinero, moneda a moneda, además de las cuentas bancarias abiertas en las que las personas depositaron sus aportes.

Asimismo, varias empresas del medio se solidarizaron con los voluntarios realizando aportes para este noble fin como es el de equipar a los grupos de valientes que día a día brindan su esfuerzo y tiempo, desinteresadamente.

Los voluntarios tienen un sinfín de necesidades. Les hace falta ropa adecuada para combatir el fuego, equipos y vehículos, como mínimo. En los últimos días, la población mostró que no solo aplaude o alaba el trabajo de los voluntarios, sino también que aporta con lo que puede para, por lo menos por el momento, equipar a estos valerosos hombres y mujeres.

Los recursos que se recaudarán hasta hoy beneficiarán al SAR Bolivia, Grupo Especial de Operaciones de Salvamento (GEOS), Fundación de Bomberos Voluntarios Fuego y Rescate, Brigada de Emergencia Atención y Rescate (BEAR), Bomberos Voluntarios Valle Alto, Bomberos Aeronáuticos Voluntarios, Grupo Voluntario de Rescate Aiquile, Voluntarios Nataniel Aguirre y el Grupo de Primera Respuesta La Resistencia.

Empero, este apoyo de la población no debe acabar hoy, sino que debe ser una labor constante de aquí para adelante, porque los voluntarios seguirán requiriendo equipos, ropa para combatir el fuego y vehículos para movilizarse, además de otros insumos.

Pero, además del apoyo de la población, es obligación de las autoridades brindar todo el respaldo posible a estos grupos que se han formado y capacitado con una iniciativa altruista y con recursos propios.

Hasta la fecha, los voluntarios, además de brindar su trabajo, deben comprarse sus propios uniformes y aportar para comprar gasolina para los vehículos y el alquiler por los ambientes que ocupan sus brigadas. Por eso, lo mínimo que pueden hacer las autoridades, antes de poner en duda su idoneidad, es trabajar junto con ellos, equipándolos con lo que requieren y facilitando su preparación.

Hoy se confirmará que el cochabambino y todo el que reside en la Llajta es generoso cuando se trata de apoyar una actividad como el voluntariado.

Esta jornada se podrá sobrepasar el monto previsto por los organizadores y, de aquí en adelante, toda la sociedad trabajará junto con sus voluntarios, controlando para que nadie inicie incendios criminales que arrasan con la vida de la fauna y flora de las reservas forestales.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad