Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 24 de junio de 2022
  • Actualizado 21:25

Endurecer las penas para violadores

Endurecer las penas para violadores

Tras la muerte de un niño de 11 años, quien había sido abusado sexualmente por cuatro delincuentes en la localidad de Yapacaní (Santa Cruz), el pedido que gana terreno, una vez más, es el de endurecer las penas contra quienes cometen delitos execrables como violaciones, infanticidios y feminicidios, entre otros.

Pena de muerte, acumulación de condenas, cadena perpetua o castración química son algunas de las propuestas que se han escuchado a lo largo de los últimos años tras conocerse de crímenes aborrecibles, especialmente en contra de niños, niñas, mujeres o personas de la tercera edad.

En las últimas horas, el Gobierno central pidió endurecer la condena contra los violadores en general, para que se envíe un mensaje firme a quienes cometen este tipo de crímenes, que no solo afectan a las víctimas directas, sino también a todo su entorno familiar.

Cada vez que se conoce de un crimen atroz, especialmente contra niños, diferentes sectores de la sociedad reaccionan con indignación, pero el enfado se diluye con el paso del tiempo o porque surge otro hecho que ocupa los espacios de los medios de comunicación.

Endurecer las penas para castigar a quienes cometen crímenes abominables es un tema sensible, que se puede analizar desde varias aristas, y cada sector que asume una postura, a favor o en contra, tiene sus argumentos.

Y si bien se trata de un tema bastante delicado y polémico, es hora de analizar si se debería o no endurecer las penas de cárcel para determinados delitos, especialmente aquellos que causan daños irreversibles a los más frágiles.

Si se quiere evitar que haya más personas víctimas de crímenes aborrecibles, es urgente que las instituciones del país empiecen a analizar los pros y los contras de endurecer las penas para determinados delitos.

Modificar las sanciones de cárcel para quienes cometen determinados delitos no será una tarea sencilla ni rápida, por lo que, si se decide tomar este camino, debería iniciarse con este trabajo lo más pronto posible, con el fin de prevenir que haya más víctimas.

El presidente Luis Arce afirmó que “no basta con repudiar este tipo de hechos”, sino lo que se debe hacer es impulsar soluciones estructurales para que no vuelvan a repetirse.

Y para que estos hechos no se repitan, es urgente castigar a los responsables con todo el peso de la ley, para lo cual ya se inició la revisión del Código Penal con el fin de endurecer la pena por el delito de violación a menores de edad. Se busca castigar con hasta 30 años de cárcel sin derecho a indulto a estos delincuentes.

Sin embargo, a la par de que se puedan endurecer las penas de cárcel, se tiene que mejorar el proceso de investigación, de modo que se castigue a los culpables y no haya posibilidad de enviar a la cárcel a personas inocentes.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad