Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 29 de marzo de 2020
  • Actualizado 17:30

Elecciones, por consenso o decreto

Elecciones, por consenso o decreto

La convocatoria a elecciones generales es una prioridad del Gobierno de transición y la población espera que de una vez se dé a conocer la fecha en la que se realizarán los nuevos comicios. Lo ideal sería que tanto asambleístas del oficialismo como de la oposición participen en una sesión para viabilizar la designación de los vocales del Tribunal Supremo Electoral, para luego dar paso a la convocatoria a elecciones, con un cronograma y presupuesto. Pero, aparentemente, será complicado que eso suceda, y mientras tanto la población sigue enfrentada y el conflicto se agrava, especialmente en Cochabamba y La Paz.

El Gobierno transitorio dio a conocer en las últimas horas que una salida constitucional será la de convocar a las elecciones por vía decreto, ante la falta de consenso entre oficialismo y oposición.

El ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, señaló este lunes que el Gobierno no descarta convocar, de manera inmediata, a elecciones mediante un decreto, situación que tiene jurisprudencia en la gestión de Eduardo Rodríguez Veltzé.

Es urgente que este Gobierno de transición llame a elecciones lo más antes posible, y no deje que el tiempo siga transcurriendo, porque ese podría ser un motivo más para que las movilizaciones continúen.

La presidenta Jeanine Áñez afirmó, tras asumir la silla presidencial, que su tarea prioritaria sería la convocatoria a elecciones generales, además de “pacificar” el país.

Las elecciones realizadas el pasado 20 de octubre se anularon porque se observaron irregularidades en el proceso, tal como concluyó la auditoría hecha por la Organización de Estados Americanos.

El expresidente Carlos Mesa y candidato por Comunidad Ciudadana propuso ayer que el Gobierno de transición de Jeanine Áñez debería aprobar una ley para acelerar la convocatoria a nuevas elecciones generales, en la que no tendrían que participar Evo Morales ni Álvaro García Linera.

Mesa espera que la bancada del MAS muestre su buena predisposición y apruebe esta norma, a la brevedad posible, en caso de que se opte por esa vía.

Asimismo, el expresidente Jorge Quiroga Ramírez presentó dos proyectos de decreto para que la presidenta Áñez designe a los vocales de los tribunales y llame a elecciones.

Una opción es que, como decíamos líneas arriba, los asambleístas oficialistas y opositores sesionen para designar vocales y llamar a elecciones generales, y la otra alternativa es la de convocar a comicios mediante decreto. 

Lo urgente, en este momento, es que el Gobierno transitorio dé señales concretas de que va a cumplir su compromiso de llamar a elecciones, en las que podrán participar las diferentes organizaciones políticas con los candidatos que designen.

La convocatoria a elecciones podría bajar la tensión y que los grupos enfrentados dejen sus armas y recurran al diálogo para llegar a un consenso, por el bien de todos.

Una vez que se convoque a elecciones, se deberá también hacer conocer el cronograma, que tendrá que ser lo más ajustado posible, sin pérdida de tiempo, con un Tribunal idóneo y la participación de la población.