Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 04 de abril de 2020
  • Actualizado 16:13

El ojo inquieto: en su mundo

ALEJANDRO ORELLANA
ALEJANDRO ORELLANA
El ojo inquieto: en su mundo
Una joven camina por la calle General Achá, por el frontis de la Compañía de Jesús, con una olla de aluminio sobre su cabeza. Pareciera una forma de aislarse del mundo.