Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 16 de enero de 2021
  • Actualizado 02:34

Donaciones para reactivar aeropuerto

Donaciones para reactivar aeropuerto

Hace poco más de un año que el aeropuerto de Chimoré dejó de operar.  La decisión la asumió la expresidenta Jeanine Áñez cuando llegó a Palacio Quemado tras la renuncia de Evo Morales.

Esa monumental obra que le demandó al Estado una inversión de 34.5 millones de dólares estaba abandonada y, obviamente, ni la infraestructura ni los equipos recibieron mantenimiento.

Tras que el Movimiento Al Socialismo (MAS) retomó el poder, el panorama cambió y uno de los anuncios del gobierno del presidente Luis Arce Catacora fue la reactivación de esa terminal aérea.

La semana pasada, el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Edgar Montaño, anunció que  las organizaciones sociales y autoridades del Trópico de Cochabamba pagarán los costos de la reactivación del aeropuerto de Chimoré, por lo que el gobierno no erogaría ningún monto.

La decisión de los alcaldes, asambleístas departamentales, diputados y senadores del Trópico parece interesante, pero a la vez llamativa. De cierta manera pone de manifiesto el compromiso de esas autoridades con esa zona del departamento de Cochabamba.

Aún no se conoce la inversión que demandará dejar operable el aeropuerto, pero, lo cierto es que ese dinero no saldrá de las arcas del Estado, sino que será una donación de quienes están fungiendo como autoridades y de algunas organizaciones sociales que tienen y manejan sus propios presupuestos.

Si bien la reactivación se hará con donaciones, sería saludable que se conforme una comisión que maneje esos recursos para que todo sea transparente y se aleje el fantasma de la corrupción. Asimismo, se explique con claridad el uso que se le dará y si este será rentable en el tiempo.

Por ahora, el ministro Montaño dijo que el relanzamiento del aeropuerto impulsará el turismo en la zona del Trópico de Cochabamba, para lo cual también se requiere un plan concreto.

Al parecer, esa terminal aún no fue usada para sacar los productos del Trópico; en enero de este año, la Cámara Agropecuaria de Cochabamba aseguró que sacar fruta, flores o palmito vía aérea cuesta casi el doble que por tierra. Por aire, el kilo se cotiza en 1.2 dólares, mientras que por tierra, 0.5. 

En enero, esa terminal aérea fue entregada a los ministerios de Defensa y Gobierno para evitar vuelos clandestinos y para que tenga un funcionamiento constante.

Hasta 2019, ese aeropuerto solo tenía un vuelo por semana. Las personas que se transportaban eran militares, trabajadores de constructoras, profesores y algunos vecinos de esos municipios.

Esperemos que ahora con la reactivación se apliquen nuevas reglas de juego para que se utilice esa moderna infraestructura, que fue concebida para reactivar la economía en esa zona productora del país. Pero, todo esto con transparencia y fines concretos.

Transparencia

Esperemos que una comisión se encargue del manejo de las donaciones para la reactivación del aeropuerto de Chimoré.