Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 23 de septiembre de 2021
  • Actualizado 11:04

Disparos a sangre fría

Disparos a sangre fría

En menos de 30 horas se perpetraron en Cochabamba dos violentos hechos de sangre, un atraco y un asesinato, con disparos a quemarropa sobre la humanidad de al menos tres personas, lo que causó preocupación e incrementó la sensación de inseguridad en la población.

El lunes, a mediodía, tres personas atracaron a dos librecambistas (padre e hijo) en una céntrica avenida de la ciudad, dejando a uno de ellos tan gravemente herido que se encontraba en terapia intensiva.

Y cuando la población no se recuperaba aún de este primer hecho de sangre, la tarde del martes, una persona disparó a sangre fría contra el conductor de una camioneta estacionada en la avenida Blanco Galindo, debajo del distribuidor de la Beijing.

En este segundo caso, de asesinato, se maneja la hipótesis de un ajuste de cuentas. Sin embargo, al margen de los motivos que concurrieron para la comisión de estos dos delitos en vía pública y con características de extrema violencia, lo que llama la atención es que los delincuentes actuaron en lugares céntricos y a plena luz del día, sin importarles la cantidad de testigos que circulaban por esos lugares.

En Cochabamba, a diferencia de lo que ocurre en ciudades de otros países, no suele presentarse con frecuencia casos de atracos o asesinatos con las características señaladas líneas arriba, por lo que los mismos son dos fuertes llamadas de atención para la Policía, que debe dar con todos los responsables, con el fin de enviar un mensaje claro a la delincuencia, que estos hechos no quedarán en la impunidad. Hasta ahora, en el primer caso, se aprehendió a parte de los presuntos culpables.

La Policía tendrá que extremar recursos para devolver la tranquilidad a la población, por ejemplo, con patrullajes preventivos, con el objetivo de erradicar el accionar de los delincuentes.

Otro tema urgente es la implementación de más cámaras de vigilancia en la ciudad, especialmente en lugares claves como avenidas transitadas, zonas comerciales, mercados, escuelas, hospitales y parques, entre otros.

La videovigilancia permitirá disuadir a los delincuentes de perpetrar delitos, porque sabrán que están siendo filmados. Y, en segundo lugar, en caso de que se cometa un ilícito, se podrá identificar, como ya se lo hizo en más de una oportunidad, a quienes cometieron crímenes para llevarlos al estrado de los acusados y encerrarlos en las cárceles.

El objetivo a corto plazo de las instituciones encargadas de brindar seguridad a la población es que los hechos delictivos no sigan perpetrándose en las calles de las ciudades del país, es mejor cortar de raíz estos ilícitos porque el día de mañana estos pueden volverse cada vez más frecuentes y violentos.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad