Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 15:46

Discursos que llaman a la confrontación

Discursos que llaman a la confrontación

Los anuncios de continuar con las movilizaciones por parte de la oposición y del oficialismo profundizan aún más la confrontación que existe entre estos dos sectores enfrentados en los últimos días y aleja la posibilidad de diálogo ante la intransigencia de unos y otros.

La manzana de la discordia es la Ley 1386 de Estrategia Nacional de Legitimación de Ganancias Ilícitas y Financiamiento al Terrorismo. La oposición pide que se abrogue la cuestionada norma, mientras que el oficialismo argumenta que esta es necesaria para luchar contra el delito de legitimación de ganancias ilícitas y, por ende, evitar el financiamiento al terrorismo, por lo que los ciudadanos que no estén vinculados con actividades ilícitas no tienen por qué estar susceptibles.

En las últimas horas, tanto opositores como oficialistas han anunciado movilizaciones, los primeros para exigir la abrogación de la Ley 1386 y los segundos para defender la democracia, porque consideran que existen intentos de desestabilizar al gobierno de Luis Arce.

Entre tanto, algunos organismos internacionales y entidades nacionales hicieron un llamado al diálogo antes de que la violencia se agrave y sea incontenible. Lo lamentable es que, como sucede casi siempre en el país, se empieza a concertar solo si hay heridos y fallecidos, cuando se puede iniciar un acercamiento antes de que sucedan hechos luctuosos que son irreversibles, especialmente para las familias que sufren la pérdida de sus seres queridos.

Por eso, tanto el gobierno como los sectores de la oposición deberían meditar detenidamente antes de lanzar convocatorias a movilizaciones y exacerbar aún más el resentimiento que se tienen unos y otros.

Lo único que se consigue con los llamados a la confrontación es que el aparato productivo del país se paralice y la reactivación que se logró tras los largos confinamientos a causa de la pandemia del coronavirus se pierda en cuestión de semanas.

Asimismo, el gobierno deberá reflexionar sobre la ley que es cuestionada por sectores de la población y analizar si vale la pena que siga vigente en su integridad o si se puede, con el trabajo de una comisión mixta, revisar los artículos observados.

El gobierno pidió en las últimas horas a las organizaciones afines al Movimiento Al Socialismo levantarse y defender el proceso de cambio y la democracia, sin prever las consecuencias que podrían resultar de posibles enfrentamientos entre la población boliviana.

En esta coyuntura en particular, el rol del presidente Luis Arce es llamar a la calma y a la concertación para encontrar caminos de solución a un conflicto que tiende a agravarse. Los eventos de octubre de 2019  no pueden repetirse porque dejaron llanto, dolor y luto en muchos bolivianos.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad