Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 03 de junio de 2020
  • Actualizado 21:48

Dinamizar la economía

Dinamizar la economía

Después de más de una década de “vacas gordas”, la economía del país empezó a flaquear en los últimos años, situación que se vio reflejada en una disminución del crecimiento económico, especialmente por la caída de los precios de las materias primas de exportación como el gas natural y el petróleo.

La situación económica de Bolivia se vio aún más afectada en las últimas tres semanas de paro con bloqueos en las ciudades capitales del país, que dejó a gran parte de las industrias, comercios y negocios sin movimiento, lo que, sin duda, dejó grandes pérdidas económicas que, seguramente, serán cuantificadas en las próximas semanas.

Un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), difundido por El Deber, adelantó que el crecimiento económico de Bolivia será de 3.8%, por debajo del promedio de los últimos años, que se situó por encima del 4.5%, lo que permitía el pago del segundo aguinaldo a fin de año, en diciembre.

Pese a esta reducción, el FMI señala que Bolivia tendrá uno de los crecimientos más importantes de la región.

Para evitar que la economía siga cayendo, el nuevo Gobierno, a la cabeza de Jeanine Áñez, deberá fortalecer la exportación de productos tradicionales y no tradicionales. 

El ministro de Economía, José Luis Paredes, tiene en sus manos una tarea importante en el poco tiempo que permanezca como parte del Gobierno de transición, mantener la estabilidad económica, el tipo de cambio, el precio de los combustibles y los impuestos.

El Ministro recientemente posesionado aseguró que no habrán cambios drásticos en la economía nacional y que se garantiza el pago de bonos y salarios en los plazos establecidos.

Perjuicio

La situación económica de Bolivia se vio aún más afectada en las últimas tres semanas de paro con bloqueos que se impuso en las ciudades capitales del país.

Los objetivos que hizo conocer este Ministro son muy importantes, porque la población en su conjunto no quiere tener sobresaltos en su vida diaria, al contrario, busca estabilidad y, si es posible, que los precios de la canasta familiar se mantengan o bajen.

Los conflictos sociales que se extendieron por más de tres semanas (y que aún persisten) hicieron mella en la economía del país, pero, con trabajo, es posible recuperar lo que se alcanzó en los últimos años. Se debe reactivar la economía con la implementación de empresas fuertes, diversificando los diferentes rubros y, sobre todo, fortaleciendo el sector exportador, que es, en última instancia, el sector que permite el ingreso de divisas.

Para que el país pueda robustecer su economía, tendrá que invertir en el fortalecimiento de las empresas, así como en educación y salud.

Una prioridad del nuevo Ministro de Economía debe ser la reducción del déficit fiscal, para lo cual se tendrá que aumentar los ingresos con mayores importaciones. Otra estrategia es la de reducir los gastos estatales y que sean solo los estrictamente necesarios.

El nuevo Gobierno debe tener en cuenta que el país no puede seguir dependiendo de un solo producto para la exportación, sino que se debe diversificar la economía, para que cuando, por ejemplo, el precio del gas o del petróleo baje, se tengan otras alternativas para equilibrar los ingresos con los egresos. 

Si hay varias opciones de exportación, el país tendrá, también, diferentes alternativas para lograr el ingreso de divisas que permitirá la inversión.

Después de más de tres semanas de bloqueos, es hora de ponernos los overoles y trabajar para recuperar el tiempo perdido.