Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 07:57

Día de la Mujer, avances y retrocesos

Día de la Mujer, avances y retrocesos

En los últimos años, la mujer ha logrado importantes avances en sus derechos. Tiene acceso a puestos de trabajo que antes eran reservados exclusivamente para hombres, ha conseguido mejorar su remuneración económica con respecto al género masculino y ha incursionado en la política y ocupa cargos públicos tras la aprobación de normas que buscan la equidad de género.
Sin embargo, y para pesar de todos, la violencia se ha incrementado hasta alcanzar cifras escalofriantes. Cada día, decenas de mujeres sufren violencia, desde insultos hasta agresiones a mansalva por parte de personas de su entorno más cercano. Los feminicidios, que son consecuencia de una violencia sistemática durante mucho tiempo, se han incrementado también. Cada año, se suman a las estadísticas mujeres asesinadas con saña extrema, que, además, dejan en la orfandad a decenas de niños.
En 10 meses de 2021, el número de víctimas de feminicidio ha llegado a cerca de 90, muchas de las cuales fueron asesinadas en la presencia de sus hijos.
La Ley 348, que debe garantizar a las mujeres una vida libre de violencia, no ha logrado hasta ahora su cometido principal, por lo que las instancias pertinentes, con el apoyo de toda la sociedad, deberán seguir trabajando hasta lograr que ninguna mujer más sea víctima de violencia y menos de feminicidio.
La Ley 348 prevé, además de sancionar a los agresores con penas de cárcel de hasta 30 años, campañas de prevención, atención, protección y reparación a las víctimas y sus hijos.
Sin embargo, varios artículos de la ley no se cumplen ni medianamente.
Por ejemplo, las mujeres víctimas no cuentan con casas de acogida para que ellas puedan vivir mientras se lleva adelante el proceso en contra e los agresores.
Otro punto de la ley que es reclamado por las mujeres activistas y organizaciones diversas es el bajo presupuesto que designa el Estado para proteger a la mujer.
Hoy, lunes 11 de octubre, las entidades públicas y privadas se encargarán de homenajear a las mujeres, les brindarán serenatas, flores y otros regalos, pero lo más importante debe ser, al margen de los halagos, empezar a cumplir el espíritu de la Ley 348, es decir, garantizar a las mujeres una vida libre de violencia.
No se puede permitir que haya más violencia contra las mujeres. No es posible que la justicia y la sociedad en general no sean capaces de erradicar la crueldad que sigue vigente en sus más perversas formas.
En esta cruzada de garantizar a las mujeres una vida libre de violencia deben comprometerse todos quienes forman parte de la sociedad, porque solo con unidad y con educación se logrará este objetivo que debió conseguirse hace mucho tiempo.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad