Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 29 de junio de 2022
  • Actualizado 12:06

Cuidar la familia para preservar la sociedad

Cuidar la familia para preservar la sociedad

Una adecuada salud física y mental al interior de las familias es fundamental para que la sociedad en su conjunto se encuentre fortalecida y tenga mayores posibilidades de lograr un desarrollo armonioso, tanto en el aspecto emocional como en el material.

Por eso es crucial cuidar el desarrollo integral de la familia, otorgando a sus miembros las oportunidades de educación, salud, trabajo y entretenimiento, entre otros, porque de esa manera se cuida la salud de la sociedad.

Por la importancia que tiene la familia, se ha instituido el 15 de mayo como el Día de la Familia, sobre todo para reflexionar sobre la importancia que tiene y el rol que ha desempeñado desde la conformación de las primeras sociedades.

Y si bien el concepto de la familia evoluciona con el paso de los años, su esencia, como una unidad básica de la sociedad, se mantiene, así como su aporte para mantener los valores que se transmiten de generación en generación y el rol preponderante que tiene en la educación de los niños.

En los últimos años, a diferencia de lo que ocurría tradicionalmente en las familias de antaño, la mujer se ha incorporado al mundo laboral, por lo que los padres han delegado la tarea de cuidar a los hijos a una tercera persona, o en la mayor parte de los casos se los deja solos en casa, a lo sumo bajo la tutela de algún hermano mayor.

Eso equivale a decir que los niños crecen, por lo menos durante gran parte del día, sin el cuidado cercano de los padres, o tienen a un extraño en sus vidas.

Y si bien en algunos casos esta situación les permite a los niños ser más independientes, en otros puede ocurrir un efecto adverso, que los hijos, por falta de un control de los padres, empiecen a realizar actividades que no vayan acordes a una vida saludable.

Por eso es importante, aun si los dos padres tienen largas jornadas de trabajo, dedicarle, como se dice habitualmente, tiempo de calidad a los hijos, como se lo merecen, con el fin de guiarles por el buen camino, brindándoles consejos sabios y enseñanzas prácticas.

Los padres deben estar conscientes de que en sus manos se encuentra la tarea esencial de conducir a sus hijos por el buen camino y alejarlos de las actividades dañinas.

Asimismo, es importante también que los gobiernos brinden una atención especial a las familias, asegurándoles servicios básicos, educación salud, fuentes de empleo para las personas que están en edad de trabajar, de modo que el núcleo más importante de la sociedad se pueda desarrollar de manera sostenida.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad