Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 02 de octubre de 2022
  • Actualizado 03:14

Cuidado con las redes de trata y tráfico

Cuidado con las redes de trata y tráfico

El bebé Alex, raptado en la ciudad de La Paz por una mujer que se ganó la confianza de la madre del pequeño, corrió con suerte porque fue encontrado la mañana del jueves 18 de agosto en la zona de Miraflores. Por este caso se detuvo al conductor de un vehículo, quien, aparentemente, habría participado en el hecho criminal.

La investigación de la Policía apunta a que al menos dos mujeres habrían participado en el secuestro de Alex, como parte de una red que también habría raptado a la bebé Daylin, quien hasta la fecha sigue sin ser encontrada. Esta pequeña fue arrancada de los brazos de su madre en diciembre de 2021, cuando tenía tres meses.

La forma en la que se procedió a raptar a estos dos bebés es muy similar. En primera instancia, una mujer se acerca a la madre que tiene a su bebé en brazos, entabla conversación, se gana su confianza y le hace algún ofrecimiento de ayuda.

Y cuando la raptora ha convencido a la madre de que su intención es ayudar, aprovecha que esta se descuida por unos minutos y se da a la fuga con la criatura.

En el caso del bebé Alex, apenas se hizo la denuncia, la Policía siguió el rastro de la raptora, acudiendo a las cámaras de seguridad que se encontraban cerca de donde sucedió el secuestro y en otras calles por donde se desplazó esta persona que se llevó al pequeño de tres meses.

Una vez que los padres de Alex han confirmado que se trata de su bebé, la Policía tiene que seguir con el trabajo de investigación hasta capturar a todos los involucrados en esta presunta red de trata y tráfico de personas, porque lo más probable es que estos delincuentes volverán a atacar a madres que confían en extraños.

Es urgente que la Policía desarticule estas redes de trata, para así devolver la tranquilidad a los padres que salen con sus hijos a las calles, ya sea para trabajar o simplemente para desplazarse a algún lugar.

Y una vez que los integrantes de estas redes sean aprehendidos, con todas las pruebas que se consigan en la investigación, la justicia deberá obrar con todo el rigor de la ley, de modo que los mismos no sigan causando daño.

Y a los padres que salen con sus bebés o niños se debe recomendar que nunca confíen en las promesas de personas extrañas y que no dejen ni por un segundo que alguien que no conocen tome a sus pequeños, porque podría tratarse de un raptor.

En el caso del bebé Alex, seguramente ayudó la reacción pronta de la Policía y de la población que hizo viral la búsqueda, lo que pudo haber persuadido a los delincuentes a dejar al pequeño en una calle.

Para que no vuelva a ocurrir un hecho similar, la sociedad, con el apoyo de la Policía, tendrá que estar siempre vigilante con el fin de salir en defensa de estos pequeños.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad