Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 23 de febrero de 2020
  • Actualizado 10:32

El cuidado de los espacios públicos

Educación

Es necesario potenciar la conciencia ciudadana sobre el cuidado de los espacios públicos, para evitar su destrucción y un mal uso de los mismos.

El cuidado de los espacios públicos

No pasó ni un mes desde la inauguración de los trabajos de mejoramiento del Cristo de la Concordia, en la serranía de San Pedro, y la Alcaldía de Cercado ya denunció destrozos en el lugar. Algunos visitantes no identificados optaron por llevarse trozos del piso sintético del parque infantil y otras no dudaron en arruinar las chapas y pilas de los baños.

Y esto es solo un ejemplo. Nunca falta quienes dañan jardines o asientos de los parques y otros lugares que son espacios públicos.

¿Qué pasa por la mente de estas personas para causar semejante daño a infraestructuras que no solo les beneficia a ellas, sino a toda la comunidad? ¿Es un reflejo del grado de desarrollo cultural de una sociedad?

Desde una perspectiva de desarrollo humano, como explica la experta internacional en seguridad ciudadana, Isabel Urrutía, los espacios públicos son lugares de socialización, donde las personas aprenden y transmiten valores, costumbres, normas y hábitos. 

Aquellos que están en buen estado, es decir que son atractivos, su uso es horizontal y las normas que lo rigen permiten una interacción armónica, son escenarios para ensayar una cultura urbana de civismo necesaria para una mejor calidad de vida.

Ahí radica la importancia de su cuidad. Por eso, se necesita revertir con urgencia la falta de sensibilidad de muchos ciudadanos respecto al cuidado de los espacios públicos. Las posibles acciones pueden ser enfocadas desde diferentes ámbitos, dependiendo de las competencias de las entidades involucradas y de las instancias donde se quiere comenzar a trabajar en educación.

En primera instancia, le corresponde a la Alcaldía de Cercado liderar el cuidado y mantenimiento de los espacios públicos e incentivar su buen uso y cuidado por parte de los visitantes y vecinos. Lo puede hacer de diferentes maneras, siendo las campañas de concienciación una de las opciones de mayor alcance. 

Por otro lado, se tiene que impulsar la educación cívica en el sistema ecucativo, mostrando la importancia de la protección y del mejoramiento de los espacios públicos. Hay que enseñarles desde pequeños a no ensuciar las calles, a proteger el entorno, a disfrutar de las plazas y jardines, a reclamar cuando ven que alguien está haciendo un mal uso de los mismos.

Finalmente, recordar que el control natural de los vecinos y vistantes es una herramienta para prevenir actos destructivos en los espacios que son propiedad de todos.