Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 04 de agosto de 2020
  • Actualizado 10:47

COVID y ley para regular clínicas privadas

COVID y ley para regular clínicas privadas

El lunes, el Senado sancionó el proyecto de ley que obliga a las clínicas privadas atender a los pacientes que tengan coronavirus y que sean derivados de los establecimientos públicos de salud. Ahora, está en manos de la presidenta Jeanine Áñez promulgarla, ojalá sea a la brevedad posible, considerando el incremento de casos positivos y el colapso de los hospitales en casi todo el país.

Es sabido que los hospitales públicos y los de la seguridad social ya no tienen espacio ni capacidad para atender a los pacientes con la COVID -19, es más, a diario hay personas que claman ayuda para que sus seres queridos que están contagiados con el mortal virus sean tratados. Incluso se han reportado casos positivos que han muerto a pocos metros de un centro de salud público.

Hasta el miércoles, Bolivia reportó 42.984 personas con coronavirus, la mayoría están en Santa Cruz, La Paz y Cochabamba; la cantidad de muertos llegó a 1.579.

Con la promulgación y puesta en vigencia de la ley, ojalá se acabe con la usura y los abusos que vienen cometiendo algunas clínicas particulares en Cochabamba y el resto del país, que piden miles de dólares como garantía para permitir la atención e internación de pacientes con coronavirus. 

Se conoce que incluso “aceptan” títulos de propiedad de bienes inmuebles o de vehículos de lujo. El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, denunció que hay centros de salud privados que cobran entre 1.450 y 2.890 dólares como garantía para admitir a un contagiado de coronavirus.

El objetivo de la ley es que se acabe con ese tipo de exigencias y, sin ningún otro documento más que la transferencia de un hospital público, las clínicas privadas se hagan cargo de los casos positivos y les den toda la atención necesaria, incluyendo los servicios de terapia intensiva.

Los costos serán pagados por el Gobierno central; la normativa prevé que se pueden utilizar los fondos que están destinados para Gestión de Riesgos, y los créditos y donaciones externas e internas.

Urge que la Presidenta promulgue la ley lo más antes posible, ya que el número de casos se incrementó considerablemente en los últimos días, sobre todo, en las ciudad del eje del país (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz). Asimismo, tomando en cuenta las previsiones del Ministerio de Salud, en las próximas semanas los positivos subirán a más de 130.000, por lo que es importante tener los espacios suficientes para enfrentar esa gran cantidad de casos.

Cabe mencionar que en varios países, los gobiernos han regulado el trabajo y las tarifas que cobran los centros de salud privados. En Chile y Perú, por ejemplo, los gobernantes han definido tres categorías en la atención médica, dependiendo de la gravedad de los pacientes. En España, la decisión gubernamental fue mucho más drástica, ya que nacionalizó los servicios privados para que puedan abastecer la demanda generada por las miles de personas que se contagiaron con el coronavirus.