Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de mayo de 2021
  • Actualizado 08:15

El coronavirus sigue aquí y vuelve a atacar

El coronavirus sigue aquí y vuelve a atacar

Los casos de coronavirus se incrementan en Cochabamba y aunque las cifras no son similares a los meses anteriores, cuando se reportaban centenares día a día, las autoridades del Servicio Departamental de Salud (SEDES) están preocupadas y temen lo peor si la población no coopera y asume con responsabilidad las medidas de bioseguridad.

El sábado, en el departamento se reportaron ocho nuevos casos positivos de coronavirus: seis en Aiquile, uno en Mizque y otro en Sipe Sipe. Con 14.144 casos acumulados desde marzo, Cochabamba continúa siendo el tercer departamento del país con más positivos para COVID-19, seguido de Santa Cruz y La Paz.

Otro dato que también preocupa al SEDES y a las autoridades encargadas del control del coronavirus es que en el último reporte del Ministerio de Salud, los municipios considerados de “alto riesgo” subieron en Cochabamba; hasta el viernes 13 solo había cinco en esa condición, ahora son seis. Quillacollo volvió a esa temida lista, donde además están Tacachi, Morochata, Cercado, Colcapirhua y Sipe Sipe.

Es claro que los cochabambinos no están cumpliendo con las medidas de bioseguridad. Basta salir a las calles para comprobar que muchas personas caminan sin barbijo y no conservan el metro y medio de distanciamiento. Ni qué decir de lo que está sucediendo en el transporte público, donde ya no se respetan los espacios que tenían que mantenerse libre para evitar cualquier contagio del virus.

La mayoría de los transportistas se hace de la vista gorda y deja subir pasajeros en exceso, sin cumplir con las restricciones. A eso se suma el hecho de que no hay controles de las autoridades competentes, es decir, alcaldías y Policía.

¿Qué esta pasando con los cochabambinos, le perdieron el miedo al coronavirus? Sabemos que el virus es altamente mortal, sobre todo, para las personas que tienen una enfermedad de base, sin embargo, eso no significa que el resto está inmune a la COVID -19.

El panorama se torna complicado si es que no tomamos conciencia y retomamos con seriedad y responsabilidad el cumplimiento de las medidas de bioseguridad.

Las concentraciones políticas, ahora que se inician las campañas para las elecciones subnacionales, así como los mercados son los puntos de mayor riesgo, por lo que vale la pena insistir en los controles y en las campañas de concienciación.

El virus está conviviendo con los cochabambinos y no se puede bajar la guardia, caso contrario tendremos que volver a las temidas cuarentenas para frenar la propagación. No hay que dejar de lado lo que está pasando en varios países de Europa, donde hay un rebrote de la enfermedad, por lo que nuevamente están volviendo a endurecer las medidas de control con serias restricciones.

Es hora de ser más responsables con nosotros mismos, con la familia y con toda la sociedad. Cumplir con las medidas de bioseguridad nos asegura la salud y la vida.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad