Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 04 de marzo de 2021
  • Actualizado 21:40

Coordinación para una vacunación efectiva

Coordinación para una vacunación efectiva

La vacunación contra la COVID-19, pandemia que ha causado aproximadamente 11.500 muertes en el país, se vislumbra como una de las medidas, entre otras, que ayudará a frenar los cientos de contagios que se registran cada día en los nueve departamentos de Bolivia.

La llegada de miles de dosis de vacunas al país significa una gran esperanza para los millones de bolivianos que aguardan, con ansias, recibir una dosis, y más aún quienes se encuentran en los denominados grupos de riesgo como son los adultos mayores, las mujeres embarazadas, personas que tienen una enfermedad de base, además de personal de salud, policías, militares y periodistas.

Toda vez que las vacunas ya están llegando al país, así como sucede en decenas de países en el mundo, corresponde realizar otra tarea de suma importancia, asegurar que los millones de dosis que ha adquirido el Gobierno se coloquen a todos los bolivianos, según el cronograma elaborado y de acuerdo a la prioridad que tienen los diferentes sectores.

Para que todos reciban la vacuna se debe poner en marcha una estrategia de vacunación, una logística que involucre a todas las instancias estatales, al Gobierno central, a las gobernaciones y a los municipios del país.

Nadie puede hacerse de la vista gorda, todos tienen la obligación de colaborar, porque se trata de preservar la vida de los bolivianos. Colocar obstáculos a un proceso de vacunación, que puede significar la diferencia entre la vida y la muerte, se constituye en un acto condenable, porque nada puede estar por encima de la salud de la población.

Es preciso que las diferentes instancias públicas sumen esfuerzos y contribuyan para que las vacunas lleguen de la forma más rápida y eficiente a los bolivianos, hasta el último rincón del país.

Para eso, un primer paso es que la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación (Agetic) lleve adelante el prerregistro que ha anunciado, de la forma más ordenada, brindando las mayores facilidades para que la gente tenga la posibilidad de registrarse por diferentes vías.

El Gobierno central, las gobernaciones y los municipios deberán trabajar en forma coordinada para vacunar a los beneficiarios en los diferentes ambientes disponibles para ello y con el personal capacitado para realizar esta tarea.

La meta del gobierno es llegar a vacunar a por lo menos 7,2 millones de personas, un objetivo que debe ser muy bien planificado para evitar los problemas que se presentan en otros países. No obstante, además de la vacunación, la gente no debe olvidar mantener las medidas de bioseguridad elementales, el uso del barbijo, el lavado constante de las manos, desinfectarse con alcohol al 70% y mantener la distancia social de al menos dos metros, para así preservar la vida.

Sin obstáculos

Colocar obstáculos a un proceso de vacunación, que puede significar la diferencia entre la vida y la muerte, se constituye en un acto condenable.