Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 23 de septiembre de 2021
  • Actualizado 10:23

Cooperación entre Bolivia y Perú

Cooperación entre Bolivia y Perú

Tras la posesión del nuevo presidente de Perú, Pedro Castillo, el mandatario boliviano, Luis Arce, anunció que se reanudará el trabajo de los gabinetes binacionales con el fin de coordinar los proyectos en común que tienen ambos países.

La próxima reunión de estos gabinetes será en Bolivia y con la participación de las organizaciones sociales, adelantó Arce, quien asistió al acto de posesión de Castillo, del partido Perú Libre.

La reanudación del trabajo de los gabinetes binacionales es de suma importancia para ambos países, siempre y cuando se trabaje efectivamente en temas específicos, técnicos y que a mediano o largo plazo arrojen resultados concretos.

El tema político será también importante en los debates que encaren los representantes de ambas naciones, pero lo es más la elaboración, discusión y aprobación de proyectos económicos y sociales que estén orientados a beneficiar especialmente a las regiones más empobrecidas.

Contrabando, tráfico de drogas y trata de personas son algunos temas que seguramente están en la carpeta de ambos mandatarios, porque se requiere unir fuerzas para erradicar estas lacras que afectan sobremanera a la población de los dos países.

Asimismo, la lucha coordinada contra el coronavirus y los proyectos de desarrollo deben ser privilegiados por los gabinetes binacionales, siempre con la mirada puesta en el desarrollo. Entre algunos temas económicos están el energético y la exportación de urea.

Los dos mandatarios expresaron su predisposición de trabajar por el bien común de ambos pueblos y esta tarea se facilita, según Arce, cuando existe una coincidencia ideológica e intereses comunes.

Es importante que este trabajo se inicie lo más pronto posible, y una vez que se dé luz verde a este mecanismo de cooperación, las reuniones deben ser periódicas, con temas concretos y resultados que beneficien a ambos países.

La cooperación entre dos naciones es crucial, y más si se trata de vecinos que comparten una extensa frontera y una cultura común.

Asimismo, será importante que el trabajo de estos gabinetes conlleve beneficios para todos los sectores en general, sin excluir a alguno que no comulgue con la ideología y forma de pensar del gobierno de turno.

Y también será de utilidad definir fechas puntuales para los proyectos y que no sean solo buenas intenciones que no se concretan.

El caso del puerto de Ilo, por ejemplo, es un proyecto al que se dio luz verde en 1992, pero cuyos resultados no terminan por convencer 29 años después.

Por eso es importante plantear proyectos con fechas definidas y objetivos puntuales. Todo dependerá de la voluntad política de ambos gobiernos y, sobre todo, de la calidad de técnicos que participen en este proceso.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad