Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 03 de junio de 2020
  • Actualizado 21:37

El comienzo de una nueva Bolivia

El comienzo de una nueva Bolivia

Hoy, cuando la Asamblea Legislativa se reúna y acepte las cartas de renuncia de Evo Morales a la Presidencia y Álvaro García Linera a la Vicepresidencia, se habrá cerrado un capítulo de la historia boliviana y comenzará uno nuevo.

Los bolivianos necesitamos comenzar de nuevo, junto a autoridades que sepan sacar adelante a nuestra patria que está herida. Autoridades que no se mareen con el poder y trabajen por acabar con las muchas lacras que venimos arrastrando desde hace muchos años.

Reconstruir

El país necesita levantarse,  los bolivianos necesitamos mirar para adelante. Bolivia nos necesita, ahora más que nunca.

Renacer no será fácil, pero con la contribución de todos, será posible.

El Gobierno que entró por la puerta grande el 22 de enero de 2006, ayer salió echado. Si retrocedemos en el tiempo, muchas imágenes, solo con diferentes actores, se asemejaban a la de octubre de 2003, cuando el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada era derrocado por el pueblo y escapaba a Estados Unidos.

 Dicen que cada quien  construye su destino, y el Gobierno del MAS así lo hizo. Hasta el final, quiso permanecer en el poder, cuando existían serios indicios de que había cometido muchos errores en los últimos comicios, sospechas que terminaron enfureciendo a gran parte de la población boliviana.

Se entercó por seguir gobernando, sin respetar la voluntad del pueblo, burlando las leyes bolivianas y manipulando, incluso, los resultados de los comicios del pasado 20 de octubre.

El informe preliminar de la auditoría que realizó una comisión de la Organización de los Estados Americanos (OEA) fue claro. Ayer, develó que halló al menos 14 observaciones en las elecciones. En un comunicado, la organización concluyó que el proceso no siguió buenas prácticas, ni respetó estándares de seguridad; además, observó que cualquier persona podía tener acceso a roles de administrador al software utilizado para el cómputo de los votos, lo que significa que los resultados fueron manipulados. 

Bajo esos argumentos y otros,  aconsejó que “el proceso electoral en el país andino debe iniciarse otra vez efectuándose la primera ronda tan pronto existan nuevas condiciones que den nuevas garantías para su celebración, entre ellas, una nueva composición del Órgano Electoral". Asimismo, indicó que “la primera ronda de las elecciones celebrada el 20 de octubre pasado (en Bolivia) debe ser anulada y el proceso electoral debe comenzar nuevamente”.

Este informe preliminar fue suficiente para que la población que venía protestando desde hace tres semanas, no permitiera que el Gobierno del MAS se quedara un minuto más en el poder, por lo que  no bajó la guardia y arremetió con todo.

Ahora que Morales y García Linera anunciaron su renuncia, así como otras autoridades, los que quedan deben tener la capacidad para reconstruir la nación y hacer que de a poco volvamos a la normalidad.

También es importante que se asuman las acciones legales que se tengan que asumir contra los responsables, pero sin vulnerar sus derechos ni humillar.

Cuando uno reconstruye algo, debe hacerlo mirando siempre el futuro y no cometiendo los mismos errores de quienes pretendieron seguir en el poder.

El país necesita levantarse,  los bolivianos necesitamos mirar para adelante. Bolivia nos necesita, ahora más que nunca.