Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de septiembre de 2021
  • Actualizado 04:49

Cochabamba y su presente halagador

Cochabamba y su presente halagador

Cochabamba recuerda hoy 211 años de su levantamiento libertario contra el yugo español, con el firme compromiso de lograr días mejores para los más de 2 millones de habitantes que viven en sus 47 municipios, en una extensión de 55.631 kilómetros cuadrados, en diferentes pisos ecológicos.

Para lograr este objetivo, una condición sine qua non es que esta tarea sea encarada por autoridades y habitantes de todo el departamento con el propósito de convertir a Cochabamba, nuevamente, en uno de los más importantes referentes a nivel nacional, es decir, que recupere la importancia económica y social que tenía hasta hace unos tres lustros.

Si las autoridades y la población no trabajan en forma mancomunada, será difícil avanzar en las diferentes áreas, tanto si se habla de economía, educación, salud, deporte, arte, ciencia y un sinnúmero de actividades que hacen parte del cotidiano vivir de los cochabambinos y de quienes decidieron establecerse en esta tierra.

Cochabamba dejó de ser el departamento con más desarrollo económico y social por las erróneas decisiones que asumieron sus autoridades municipales y departamentales, quienes se empeñaron más en dilucidar sus rivalidades políticas antes que atender las necesidades de la población.

El denominado granero de Bolivia, no obstante, tiene importantes recursos naturales, agricultura, manufactura y mano de obra calificada que le permitirán recuperar el sitial que le corresponde.

De los últimos datos presentados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) se infiere que el crecimiento económico de Cochabamba depende de actividades como la agricultura, la minería, el gas y la manufactura, entre otros.

Además, por encontrarse en una posición geográfica estratégica, en el centro del país, el departamento puede convertirse en un punto articulador para dinamizar el comercio en toda Bolivia y ser, además, la región donde se establezcan las industrias de diferentes rubros, lo que podría generar la creación de miles de fuentes de empleo.

Otra área que se tiene que fortalecer es el de la exportación. Cochabamba tiene potencial en diferentes rubros y lo único que requiere es buscar mercados que necesiten lo que produce.

Lo que requiere esta tierra es que las autoridades incentiven los emprendimientos creativos que se generan para, en primer lugar, permitir que se consoliden a nivel departamental y nacional, para luego alentar la exportación, una actividad que permite el ingreso de divisas y que se dinamice la economía.

Cochabamba quiere y merece días mejores para todos sus habitantes y eso se logrará solamente, insistimos, con el trabajo mancomunado entre todas sus autoridades y la población desde el lugar que cada uno ocupa, siempre con la mente puesta en el bienestar de todos.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad