Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 29 de noviembre de 2020
  • Actualizado 08:50

Clases semipresenciales, retos y coronavirus

Clases semipresenciales, retos y coronavirus

El gobierno anunció que el año escolar 2021 podría iniciarse la primera semana de febrero y serán semipresenciales. El ministro de Educación, Adrián Quelca, ha señalado que tienen un plan para la gestión escolar del próximo año, pero antes prevén socializarlo con todos los actores vinculados a la educación.

Llevar adelante la gestión escolar 2021 será un reto para el gobierno del presidente Luis Arce Catacora, ya que tendrá que poner en marcha una serie de estrategias que permitan a los estudiantes recuperar el tiempo que perdieron en 2020 y asegurar que en 2021 no habrá suspensión de clases.

Si bien oficialmente el año escolar de la presente gestión fue clausurado el 2 de agosto, lo concreto es que la mayoría de estudiantes, principalmente de colegios fiscales, solo pasaron clases poco más de un mes, porque el 13 de marzo el gobierno transitorio de Jeanine Áñez suspendió las clases presenciales para frenar el coronavirus.

En el caso de algunos privados, los alumnos pasaron clases virtuales desde marzo y tienen un calendario que culminará a fines de noviembre, porque los directores y padres de familia asumieron acuerdos para no parar el proceso de enseñanza - aprendizaje.

El gobierno propone que los estudiantes pasen tres días a la semana clases en aula y que sea de forma alternada, de tal manera que no exista riesgo de contagio del coronavirus por un posible exceso de personas en espacios reducidos.

La idea es buena, pero se tendrá que hacer varios cambios en los colegios e implementar un sistema de trabajo diferente. 

Será fundamental el apoyo de los gobiernos municipales, porque ellos son los encargados de administrar los colegios fiscales. Es probable que en los privados sea más fácil su implementación porque tienen menos alumnado.

El tema de las medidas de bioseguridad es clave para precautelar la salud de los estudiantes. Ahí, se tendrá que hacer un trabajo conjunto y comprometido entre el gobierno nacional, alcaldías, directores de colegios y padres de familia.

Otro de los grandes retos para la gestión 2021 es la implementación de las clases virtuales. Existen dos barreras que deben ser superadas: la falta de computadoras, porque la mayoría de estudiantes de colegios públicos no tienen un equipo, y el limitado acceso a internet. De hecho, esas fueron los razones principales por las que la gestión de Áñez no logró avances y clausuró el año escolar.

Es bueno mencionar que no solo Bolivia está considerando las clases semipresenciales para la gestión 2021, también lo harán países como Perú, Colombia y Chile, donde los gobiernos están destinando grandes cantidades de dinero para comprar computadoras que serán entregadas a los estudiantes que no las tienen.

Las autoridades nacionales, departamentales y municipales tienen un gran desafío. No será una tarea fácil, pero deben unir esfuerzos para garantizar los medios para que los estudiantes puedan seguir su proceso educativo.

 

Trabajo conjunto

Los gobiernos nacional, departamental y municipal deben unir fuerzas para garantizar la educación de niños, adolescentes y jóvenes.