Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 26 de enero de 2021
  • Actualizado 17:33

¿Clases presenciales o virtuales?

¿Clases presenciales o virtuales?

¿Clases virtuales, semipresenciales o presenciales? ¿Qué es lo más conveniente para cuidar la salud de los estudiantes y, al mismo tiempo, velar por un buen aprendizaje? Esta es una de las interrogantes que tiene la mayor parte de los padres de familia y que, por el momento, no ha sido totalmente dilucidada por las autoridades de Educación.

El inicio de clases está previsto para el 1 de febrero, por lo que las autoridades deben, con prioridad, definir con precisión, y con un reglamento incluido, qué modalidad se aplicará en el país desde febrero y qué medidas de bioseguridad se deben implementar en caso de que se opte por las clases semipresenciales.

Asimismo, el Gobierno deberá definir claramente todo lo concerniente a las inscripciones para que los padres sepan cómo proceder cuando vayan a registrar a sus hijos.

En lo que se refiere a las unidades educativas particulares, el Gobierno central ha dispuesto que los directores de dichos establecimientos definan la modalidad que emplearán este año. Al respecto, la Asociación Nacional de Colegios Particulares (Andecop) filial Cochabamba ya hizo conocer su postura: proponen las clases semipresenciales, es decir, que la mitad de los estudiantes acuda una semana y el otro grupo la siguiente. Los que se queden en casa presenciarán la materia mediante las plataformas habilitadas.

No obstante, aquí surge una interrogante, al ser la Educación una alta función del Estado, ¿no debería ser el Gobierno la instancia que decida, en reunión con los involucrados, qué tipo de modalidad se implementa en el país? Porque, lo contrario, implicará, en el caso más extremo, que cada colegio opte por lo que mejor le parezca, en algunos casos incluso guiados solo por intereses económicos.

En el caso de las unidades educativas fiscales, el Gobierno anunció que en el país se utilizarán tres modalidades: a distancia y en algunas regiones de forma presencial y semipresencial, “de acuerdo con el índice y prevalencia de contagios de COVID-19”.

Sin embargo, la modalidad que se aplique en los colegios podrá variar de acuerdo con el reporte que emita el Ministerio de Salud. Si los casos de esta enfermedad se incrementan, seguramente esta instancia estatal recomendará el repliegue de los estudiantes a sus hogares.

Lo más importante es cuidar la vida de los niños, adolescentes y jóvenes, evitar que se contagien con esta enfermedad y que lleven la COVID-19 a sus familiares.

Es una decisión crucial que debería ser asumida por el Gobierno central, tomando en cuenta las diferentes regiones y el acceso de los estudiantes al Internet y a las diferentes plataformas.

Esta pandemia ha segado la vida de miles de bolivianos y con el inicio de las actividades educativas, en el país tenemos que ponernos en guardia y a buen recaudo para evitar más decesos.

Precaución

Lo más importante es cuidar la vida de los niños, adolescentes y jóvenes, evitar que se contagien con esta enfermedad y que lleven la COVID-19 a sus familiares.